Unilae
Tu tienda online de primeras marcas con el mejor servicio al cliente

Mi Cuenta

EinhellMaurerOcioDualPapillonvidaXLWolfpack
Tornillería y Anclajes más vendidosTornillería y Anclajes precio más bajoTornillería y Anclajes novedadesTornillería y Anclajes oferta210 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
  • Novedades

Tornillería y Anclajes

Abrazaderas, alcayatas, arandelas, bridas, cáncamos, clavos, hembrillas abiertas, surtido de tornillos de diferentes métricas-incluidos los especiales de abrazadera-, cierres de pestillos, remaches, tirafondos, tuercas o varillas forman parte de la gran oferta del catálogo de Unilae. La tornillería ha sido siempre la pieza básica en el universo de los anclajes y aquí vas a encontrar lo que necesitas.

Abrazaderas, alcayatas, arandelas, bridas, cáncamos, clavos, hembrillas abiertas, surtido de tornillos de diferentes métricas-incluidos los especiales de abrazadera-, cierres de pestillos, remaches, tirafondos, tuercas o varillas forman parte de la gran oferta del catálogo de Unilae. La tornillería ha sido siempre la pieza básica en el universo de los anclajes y aquí vas a encontrar lo que necesitas.

Página 1 de 6

Diferentes tipos de anclaje

Los sistemas de anclaje los podemos encontrar fijos o permanentes como también temporales o portátiles, lo que da lugar a cuatro tipologías: vertical de anclaje fijo o permanente; vertical de anclaje temporal o portátil; horizontal de anclaje fijo o permanente y horizontal de anclaje temporal o portátil.

Al apretar, se ejerce un esfuerzo de tracción en el tornillo y el cono se introduce en el taco o segmentos de expansión. Estos se comprimen contra los lados del agujero taladrado. El esfuerzo de la expansión se ejerce en toda la longitud del cono.

Tornillos para todas las tareas

Las partes básicas de un tornillo son cuatro: cabeza o parte superior y sobre ella apoyamos el destornillador o la llave que utilizaremos para apretar; vástago o parte alargada, que puede ser lisa o de rosca; la punta, que la encontraremos al final del vástago; y el paso, que es la distancia que hay entre los diferentes hilos de la rosca.

Por su material, los tornillos más comunes son los de acero con acabado cincado. Son resistentes a la corrosión moderada, por lo que resultan adecuados para su uso en interiores. Y los de acero inoxidable, que son la mejor elección para trabajos que van a estar al aire libre, y sobre todo en zonas de costa. Este material soporta perfectamente cualquier condición de temperatura y humedad y no se van a deteriorar aunque estén en la intemperie, ya que no se van a oxidar.

Cabeza rectora

Los tipos de tornillos que utilizamos de manera más habitual son los de cabeza ranurada y, especialmente, los de cabeza cruciforme. Los ranurados los utilizarás con un destornillador de cabeza plana, y los cruciformes, con lo que llamamos habitualmente un destornillador de estrella. Estos dos tipos de tornillos se pueden atornillar hasta ocultar la cabeza, una vez se le ha hecho un avellanado en el agujero de entrada en el material.

Los de tornillos de cabeza cilíndrica con hexágono interior son los que conocemos como Allen. Y por lo tanto, necesitaremos de una llave de ese mismo nombre para apretarlos. Se utilizan en uniones donde necesitemos apretar con gran fuerza. Los tornillos de cabeza Torx sirven para ser utilizados con atornilladores eléctricos, ya que el diseño de su cabeza aumenta la superficie de contacto con la punta y permite un alto par de opresión.

Varillas roscadas

Las varillas roscadas, también llamadas espárragos, tienen una gran cantidad de usos tanto fabriles como domésticos. Entre los más habituales están como sujetadores de tamaño estándar, para reparaciones o para fijar elementos entre sí, en las industrias de manufactura, automotriz y de la construcción, para usos eléctricos y de plomaría y para sujeción de techos falsos.

En el catálogo de Unilae, podrás encontrar una variante de varillas roscadas macizas, recubiertas de cinc para protegerlas del óxido y la corrosión. Todos nuestros espárragos están certificados por haber superado la normativa de calidad europea y haber pasado por las pruebas de los estándares más exigentes. Tenemos una amplia oferta en métricas y pasos de rosca que te permitirán ajustarlos al rincón más difícil de tu hogar.

Diferentes tipos de anclaje

Los sistemas de anclaje los podemos encontrar fijos o permanentes como también temporales o portátiles, lo que da lugar a cuatro tipologías: vertical de anclaje fijo o permanente; vertical de anclaje temporal o portátil; horizontal de anclaje fijo o permanente y horizontal de anclaje temporal o portátil.

Al apretar, se ejerce un esfuerzo de tracción en el tornillo y el cono se introduce en el taco o segmentos de expansión. Estos se comprimen contra los lados del agujero taladrado. El esfuerzo de la expansión se ejerce en toda la longitud del cono.

Tornillos para todas las tareas

Las partes básicas de un tornillo son cuatro: cabeza o parte superior y sobre ella apoyamos el destornillador o la llave que utilizaremos para apretar; vástago o parte alargada, que puede ser lisa o de rosca; la punta, que la encontraremos al final del vástago; y el paso, que es la distancia que hay entre los diferentes hilos de la rosca.

Por su material, los tornillos más comunes son los de acero con acabado cincado. Son resistentes a la corrosión moderada, por lo que resultan adecuados para su uso en interiores. Y los de acero inoxidable, que son la mejor elección para trabajos que van a estar al aire libre, y sobre todo en zonas de costa. Este material soporta perfectamente cualquier condición de temperatura y humedad y no se van a deteriorar aunque estén en la intemperie, ya que no se van a oxidar.

Cabeza rectora

Los tipos de tornillos que utilizamos de manera más habitual son los de cabeza ranurada y, especialmente, los de cabeza cruciforme. Los ranurados los utilizarás con un destornillador de cabeza plana, y los cruciformes, con lo que llamamos habitualmente un destornillador de estrella. Estos dos tipos de tornillos se pueden atornillar hasta ocultar la cabeza, una vez se le ha hecho un avellanado en el agujero de entrada en el material.

Los de tornillos de cabeza cilíndrica con hexágono interior son los que conocemos como Allen. Y por lo tanto, necesitaremos de una llave de ese mismo nombre para apretarlos. Se utilizan en uniones donde necesitemos apretar con gran fuerza. Los tornillos de cabeza Torx sirven para ser utilizados con atornilladores eléctricos, ya que el diseño de su cabeza aumenta la superficie de contacto con la punta y permite un alto par de opresión.

Varillas roscadas

Las varillas roscadas, también llamadas espárragos, tienen una gran cantidad de usos tanto fabriles como domésticos. Entre los más habituales están como sujetadores de tamaño estándar, para reparaciones o para fijar elementos entre sí, en las industrias de manufactura, automotriz y de la construcción, para usos eléctricos y de plomaría y para sujeción de techos falsos.

En el catálogo de Unilae, podrás encontrar una variante de varillas roscadas macizas, recubiertas de cinc para protegerlas del óxido y la corrosión. Todos nuestros espárragos están certificados por haber superado la normativa de calidad europea y haber pasado por las pruebas de los estándares más exigentes. Tenemos una amplia oferta en métricas y pasos de rosca que te permitirán ajustarlos al rincón más difícil de tu hogar.