Unilae
Tu tienda online de primeras marcas con el mejor servicio al cliente
Mi Cuenta
Abril et NatureAmerican CrewAzaleaCamomila InteaCarl&SonFarmatintGarnierI.C.O.N. BrandIl Salone MilanoJust For MenKerzoKéranoveL'Oréal Expert ProfessionnelL'Oréal ParisLlonguerasMatrixMoroccanoilNatur VitalNaturtintOrofluidoPalettePaul MitchellPostQuamRedkenRedken BrewsRevlonSalermSchwarzkopfSebastianSyossThe Cosmetic RepublicValquerWellaWella KolestintAmarilloAzulCobreLilaMarrónNaranjaNegroPlataRojoRosaVerdeNuevoHombreMujerUnisexEcológicoVegano10 volúmenes20 volúmenes30 volúmenes40 volúmenesDecolorantesNo permanentesPermanentesPermanentes sin amoniacoRetoca Raíces y Canas
Tintes y Coloración del Cabello más vendidosTintes y Coloración del Cabello precio más bajoTintes y Coloración del Cabello novedadesTintes y Coloración del Cabello oferta436 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Novedades
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados

Tintes y Coloración del Cabello

Con más de un millar de tintes y productos de coloración del cabello, en Unilae hemos realizado una apuesta fuerte para que puedas elegir el tono que más te guste en la amplia esfera cromática. Tapar canas, dar un nuevo toque al pelo o iluminarlo en algunas zonas serán objetivos al alcance de tu mano.

Con más de un millar de tintes y productos de coloración del cabello, en Unilae hemos realizado una apuesta fuerte para que puedas elegir el tono que más te guste en la amplia esfera cromática. Tapar canas, dar un nuevo toque al pelo o iluminarlo en algunas zonas serán objetivos al alcance de tu mano.

Página 1 de 11

No solo tapar canas

Los tipos de tintes y coloración del cabello han evolucionado mucho a lo largo del tiempo. Gracias a los avances tecnológicos y de la química, existen nuevos tipos de tinte menos agresivos y con más tonos. Hace años, la coloración era algo reservado para unos pocos. Antiguamente el uso de los tintes de pelo se ceñía en exclusiva para tapar canas y aparentar ser más joven. Hoy en día, el mundo de la coloración ha cambiado y sus usos son muy diversos.

La coloración ha dejado de ser una cuestión femenina. Tanto hombres como mujeres acuden a los salones de peluquería a teñirse el pelo. Sus usos y objetivos también han avanzado. Las motivaciones de los clientes no son solo el tapar canas, si no dar al cabello un nuevo toque, aclarar el pelo o darse reflejos para una mayor armonía.

Tipos de tintes

  • Tintes vegetales. Se obtienen de forma natural de plantas. Se depositan en la cutícula formando una película. Este tipo de coloración es progresiva, es decir, se necesitan varias aplicaciones para conseguir el color requerido. Además, la variedad cromática es limitada debido a su origen natural.
  • Tintes metálicos. Se componen de sales metálicas como las sales de plata o plomo que cambian el color del cabello. Estas sales por sí mismas no colorean el cabello, sino que necesitan de un activador. Al reaccionar con la sal, forman el óxido del metal. Estos tipos de tintes no se emplean en peluquería, ya que dejan el cabello seco y son incompatibles con otros tratamientos como la decoloración. Este tipo de tintes ofrece poca variedad cromática, ya que no permite teñir hacia colores claros y da un aspecto mate.
  • Tintes vegetometálicos. Estos son una mezcla de los dos anteriores, pero su uso no está muy extendido. En salones de peluquería no se trabajan con estas coloraciones.
  • Tintes orgánico-sintéticos. Se utilizan en los salones de peluquería. Están realizados en laboratorio. Su gran ventaja es que necesitan de una sola aplicación para obtener el resultado deseado. Este tipo de tintes puede tener una coloración permanente, a medio y a corto plazo. Ofrecen una amplia variedad de tonalidades y hasta tonos de fantasía.

La duración es cosa tuya

En función del tiempo de permanencia de la coloración, los tintes se clasifican en temporales, semipermanentes y permanentes. Los temporales proporcionan una rápida y sencilla modificación del color natural. La coloración debe poder eliminarse con un simple lavado. Corregir una coloración directa, aportar brillo, eliminar el color amarillento del pelo blanco o un cambio de look para una ocasión especial son algunos ejemplos en los que se recomienda este tipo de tintes. Las lacas fantasía, las espumas de color o las soluciones de color son algunos ejemplos de coloración temporal.

Los semipermanentes tienen como finalidad producir una modificación más o menos sensible, resistente por lo menos a cuatro o cinco lavados, en el color natural del cabello.

Los permanentes son los únicos tintes capaces de dar un color permanente al cabello, en una variedad infinita de tonos. Suelen denominarse también tintes “oxidantes”, porque necesitan mezclarse con oxidante. Su efecto duradero se debe a que atraviesan la cutícula capilar y actúan en el cuero cabelludo modificando la melanina.

No solo tapar canas

Los tipos de tintes y coloración del cabello han evolucionado mucho a lo largo del tiempo. Gracias a los avances tecnológicos y de la química, existen nuevos tipos de tinte menos agresivos y con más tonos. Hace años, la coloración era algo reservado para unos pocos. Antiguamente el uso de los tintes de pelo se ceñía en exclusiva para tapar canas y aparentar ser más joven. Hoy en día, el mundo de la coloración ha cambiado y sus usos son muy diversos.

La coloración ha dejado de ser una cuestión femenina. Tanto hombres como mujeres acuden a los salones de peluquería a teñirse el pelo. Sus usos y objetivos también han avanzado. Las motivaciones de los clientes no son solo el tapar canas, si no dar al cabello un nuevo toque, aclarar el pelo o darse reflejos para una mayor armonía.

Tipos de tintes

  • Tintes vegetales. Se obtienen de forma natural de plantas. Se depositan en la cutícula formando una película. Este tipo de coloración es progresiva, es decir, se necesitan varias aplicaciones para conseguir el color requerido. Además, la variedad cromática es limitada debido a su origen natural.
  • Tintes metálicos. Se componen de sales metálicas como las sales de plata o plomo que cambian el color del cabello. Estas sales por sí mismas no colorean el cabello, sino que necesitan de un activador. Al reaccionar con la sal, forman el óxido del metal. Estos tipos de tintes no se emplean en peluquería, ya que dejan el cabello seco y son incompatibles con otros tratamientos como la decoloración. Este tipo de tintes ofrece poca variedad cromática, ya que no permite teñir hacia colores claros y da un aspecto mate.
  • Tintes vegetometálicos. Estos son una mezcla de los dos anteriores, pero su uso no está muy extendido. En salones de peluquería no se trabajan con estas coloraciones.
  • Tintes orgánico-sintéticos. Se utilizan en los salones de peluquería. Están realizados en laboratorio. Su gran ventaja es que necesitan de una sola aplicación para obtener el resultado deseado. Este tipo de tintes puede tener una coloración permanente, a medio y a corto plazo. Ofrecen una amplia variedad de tonalidades y hasta tonos de fantasía.

La duración es cosa tuya

En función del tiempo de permanencia de la coloración, los tintes se clasifican en temporales, semipermanentes y permanentes. Los temporales proporcionan una rápida y sencilla modificación del color natural. La coloración debe poder eliminarse con un simple lavado. Corregir una coloración directa, aportar brillo, eliminar el color amarillento del pelo blanco o un cambio de look para una ocasión especial son algunos ejemplos en los que se recomienda este tipo de tintes. Las lacas fantasía, las espumas de color o las soluciones de color son algunos ejemplos de coloración temporal.

Los semipermanentes tienen como finalidad producir una modificación más o menos sensible, resistente por lo menos a cuatro o cinco lavados, en el color natural del cabello.

Los permanentes son los únicos tintes capaces de dar un color permanente al cabello, en una variedad infinita de tonos. Suelen denominarse también tintes “oxidantes”, porque necesitan mezclarse con oxidante. Su efecto duradero se debe a que atraviesan la cutícula capilar y actúan en el cuero cabelludo modificando la melanina.