Unilae
Tu tienda online de primeras marcas con el mejor servicio al cliente

Mi Cuenta

3 ClavelesBergnerBRACofanIrisIsogona-BraMasterproQuidTescoma
Ralladores y Peladores más vendidosRalladores y Peladores precio más bajoRalladores y Peladores novedadesRalladores y Peladores oferta31 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
  • Novedades
Página 1 de 1

La cocina es el lugar de la casa donde probablemente realices la mayor cantidad de cosas, aunque no sea donde más estés. Eso se debe a que es donde se preparan los alimentos y la variedad de platos que puedes preparar es enorme, por lo que en esa sola estancia se reúnen la mayor cantidad de prácticas posible.

Dos de las tareas más habituales que se llevan a cabo son rallar y pelar. Por eso, los ralladores y peladores están presentes en la mayoría de las cocinas.

La cantidad de ralladores y peladores existente es tremenda, puesto que además de los generales, que sirven para gran cantidad de alimentos, los hay específicos para ingredientes puntuales como las patatas o la nuez moscada. Además, casi todos cuentan con versiones manuales y eléctricas, y pueden estar formados de una o varias piezas.

Ralladores y peladores

Antiguamente, la mayor parte de las tareas que hoy se realizan con ralladores y peladores se llevaban a cabo con cuchillos de diferentes tipos. Esta forma de rallar y pelar presentaba varios inconvenientes. En primer lugar, el proceso era más lento y tedioso, por lo que preparar un plato conllevaba una mayor inversión de tiempo. Por otro lado, los riesgos de accidentes en la cocina eran mucho más elevados al estar usando siempre cuchillos, en vez de herramientas específicas para rallar y pelar.

Hoy contamos con una increíble oferta de estos utensilios, que puedes encontrar en la tienda online de Unilae.

Ralladores de verduras

La cantidad de formatos distintos que existen para los ralladores de verduras es tremenda. Los hay manuales, mecánicos y eléctricos. Los primeros suelen constar de una sola pieza y asemejan limas pero con agujeros. Pueden tener varios tamaños distintos de rallado por si deseas rallados pequeños, medianos o grandes, que suelen dar como resultado virutas y por tanto también puedes emplearlos para productos como el queso. Para vegetales como la nuez moscada, de naturaleza dura y seca, es mejor que uses ralladores específicos, optimizados para obtener el polvo del ingrediente.

Los mecánicos constan de más piezas, que sirven para distintos propósitos del proceso. Entre ellos puedes encontrar la herramienta de rallado, piezas con las que asir el ingrediente y, eventualmente, depósitos donde se acumula el producto procesado. Generalmente funcionan a mano.

Los eléctricos son una versión de los mecánicos en la que la fuente de energía ya no eres tú; el movimiento de las piezas para obtener el producto lo proporcionan motores eléctricos.

Pelador de patatas

El pelador de patatas, también conocido como pelapatatas, es de los más usados y posiblemente el que más dedos ha salvado desde su aparición. También existen varias versiones, pero las más comunes suelen tener la apariencia de un cuchillo con dos hendiduras a lo largo, que son las que separan la piel del tubérculo. Otros constan de un mango en forma de Y, coronado por una pieza metálica y afilada que separa la piel al desplazarla por la superficie. Estos son muy usados también para pelar zanahorias.

Existen algunos más sofisticados y eléctricos en los que un motor mueve tanto la patata como la cuchilla y que reducen el riesgo de accidentes a prácticamente cero.

Rallador eléctrico

El rallador eléctrico es una de las versiones que cada vez se usan más. Entre ellos podemos encontrar desde ralladores relativamente sencillos, en los que basta con introducir la pieza en su interior y esperar el resultado, a robots de cocinasofisticados que disponen de menús para especificar el tiempo y revoluciones del motor, para obtener distintos resultados u optimizar el rallado en función del tipo de ingrediente, sea por su dureza, su textura, su flexibilidad, etcétera.

Todos estos ralladores y peladores puedes adquirirlos en la tienda de Unilae.

La cocina es el lugar de la casa donde probablemente realices la mayor cantidad de cosas, aunque no sea donde más estés. Eso se debe a que es donde se preparan los alimentos y la variedad de platos que puedes preparar es enorme, por lo que en esa sola estancia se reúnen la mayor cantidad de prácticas posible.

Dos de las tareas más habituales que se llevan a cabo son rallar y pelar. Por eso, los ralladores y peladores están presentes en la mayoría de las cocinas.

La cantidad de ralladores y peladores existente es tremenda, puesto que además de los generales, que sirven para gran cantidad de alimentos, los hay específicos para ingredientes puntuales como las patatas o la nuez moscada. Además, casi todos cuentan con versiones manuales y eléctricas, y pueden estar formados de una o varias piezas.

Ralladores y peladores

Antiguamente, la mayor parte de las tareas que hoy se realizan con ralladores y peladores se llevaban a cabo con cuchillos de diferentes tipos. Esta forma de rallar y pelar presentaba varios inconvenientes. En primer lugar, el proceso era más lento y tedioso, por lo que preparar un plato conllevaba una mayor inversión de tiempo. Por otro lado, los riesgos de accidentes en la cocina eran mucho más elevados al estar usando siempre cuchillos, en vez de herramientas específicas para rallar y pelar.

Hoy contamos con una increíble oferta de estos utensilios, que puedes encontrar en la tienda online de Unilae.

Ralladores de verduras

La cantidad de formatos distintos que existen para los ralladores de verduras es tremenda. Los hay manuales, mecánicos y eléctricos. Los primeros suelen constar de una sola pieza y asemejan limas pero con agujeros. Pueden tener varios tamaños distintos de rallado por si deseas rallados pequeños, medianos o grandes, que suelen dar como resultado virutas y por tanto también puedes emplearlos para productos como el queso. Para vegetales como la nuez moscada, de naturaleza dura y seca, es mejor que uses ralladores específicos, optimizados para obtener el polvo del ingrediente.

Los mecánicos constan de más piezas, que sirven para distintos propósitos del proceso. Entre ellos puedes encontrar la herramienta de rallado, piezas con las que asir el ingrediente y, eventualmente, depósitos donde se acumula el producto procesado. Generalmente funcionan a mano.

Los eléctricos son una versión de los mecánicos en la que la fuente de energía ya no eres tú; el movimiento de las piezas para obtener el producto lo proporcionan motores eléctricos.

Pelador de patatas

El pelador de patatas, también conocido como pelapatatas, es de los más usados y posiblemente el que más dedos ha salvado desde su aparición. También existen varias versiones, pero las más comunes suelen tener la apariencia de un cuchillo con dos hendiduras a lo largo, que son las que separan la piel del tubérculo. Otros constan de un mango en forma de Y, coronado por una pieza metálica y afilada que separa la piel al desplazarla por la superficie. Estos son muy usados también para pelar zanahorias.

Existen algunos más sofisticados y eléctricos en los que un motor mueve tanto la patata como la cuchilla y que reducen el riesgo de accidentes a prácticamente cero.

Rallador eléctrico

El rallador eléctrico es una de las versiones que cada vez se usan más. Entre ellos podemos encontrar desde ralladores relativamente sencillos, en los que basta con introducir la pieza en su interior y esperar el resultado, a robots de cocinasofisticados que disponen de menús para especificar el tiempo y revoluciones del motor, para obtener distintos resultados u optimizar el rallado en función del tipo de ingrediente, sea por su dureza, su textura, su flexibilidad, etcétera.

Todos estos ralladores y peladores puedes adquirirlos en la tienda de Unilae.