Unilae
Tu tienda online de primeras marcas con el mejor servicio al cliente
Mi Cuenta
Active PuzzlesBigbuyEureka PuzzlesPrime 3D PuzzlesRavensburgerSmart GamesSmartmaxWoomaxWorldbrandsWrebbitNuevoReacondicionadoA partir de 12 mesesA partir de 3 añosA partir de 4 añosA partir de 5 añosA partir de 6 añosA partir de 8 añosDe 1 a 2 añosDe 3 a 4 añosDe 7 a 8 añosDe 9 a 10 añosNiños MayoresInfantilLaberintosMaderaMás de 100 PiezasMás de 300 PiezasMás de 500 PiezasRompecabezas
Puzzles y Rompecabezas más vendidosPuzzles y Rompecabezas precio más bajoPuzzles y Rompecabezas novedadesPuzzles y Rompecabezas oferta106 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Novedades
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados

Puzzles y Rompecabezas

Los puzzles y rompecabezas son un entretenimiento que no entiende de edades. Desde los más pequeños hasta los abuelos de la familia, todos en la familia pueden disfrutar de este pasatiempo. Y no solamente son divertidos, sino que también ayudan a los más pequeños a desarrollar habilidades clave en su crecimiento.

Los puzzles y rompecabezas son un entretenimiento que no entiende de edades. Desde los más pequeños hasta los abuelos de la familia, todos en la familia pueden disfrutar de este pasatiempo. Y no solamente son divertidos, sino que también ayudan a los más pequeños a desarrollar habilidades clave en su crecimiento.

Página 1 de 3

Los puzzles y la infancia

Los niños pueden comenzar a hacer puzzles aproximadamente desde los 12 meses. Todo dependerá del desarrollo de su percepción visual y de su motricidad. Si el niño es capaz de agarrar objetos conscientemente con los dedos pulgar e índice y es capaz de reconocer formas, el niño estará preparado para iniciarse en el maravilloso mundo de los puzzles.

Beneficios de los puzzles y rompecabezas para los niños

Los puzzles y rompecabezas, además de ser muy entretenidos, ayudan a los niños a desarrollar sus capacidades. Por ejemplo, los puzzles ayudan a los más pequeños a mejorar su capacidad espacial, necesaria para diferenciar formas y tamaños, además de enseñarles a resolver problemas.

También ayudan a los más pequeños a ejercitar la paciencia y la concentración, además de ayudarlos a gestionar la frustración ante las dificultades.

El puzzle ideal para tu hijo va a depender de la edad del pequeño. Para los niños de 3 a 5 años se recomiendan puzzles de madera con pocas piezas y de gran tamaño. Sin embargo, a los niños a partir de 3 años les llaman más la atención los puzzles enmarcados, con más piezas y de mayor tamaño que forman escenas o dibujos. A esta edad pueden resolver puzzles de hasta 24 piezas.

Mientras tanto, los niños de 6 a 8 años ya pueden identificar y clasificar las piezas de un puzzle, y son capaces de colocarlas donde corresponden. Para ellos serán más adecuados puzzles de 100 a 250 piezas, 500 incluso.

En el catálogo de Unilae pueden encontrarse puzzles para niños desde los 3 años, con diferentes niveles de dificultad y diferentes materiales en función de la edad del niño. Un juguete para niños y niñas didáctico y divertido. Deja de buscar jugueterías online. Encuentra el puzzle perfecto para tus pequeños.

Los puzzles y rompecabezas no tienen edad

Cuando pensamos en puzzles y rompecabezas es posible que nos venga a la cabeza la palabra “pasatiempo”. No obstante, hacer puzzles es un ejercicio que conlleva numerosos beneficios como, por ejemplo, la mejora de las funciones cognitivas. Hacer puzzles supone un ejercicio completo para nuestro cerebro, ya que ambos hemisferios deben comunicarse, lo que ayuda a prevenir el deterioro cognitivo.

Así mismo, haciendo puzzles se mejora considerablemente la atención al detalle y el razonamiento visual-espacial, dado que requiere prestar mucha atención y ser capaz de insertar una pieza concreta en el lugar que le corresponde.

También ayuda a mejorar la memoria, ya que para poder hacer un puzzle es necesario no solo recordar la pieza que hemos escogido en el momento, sino también las anteriores para tratar de ir recomponiendo el rompecabezas.

El catálogo de Unilae permite filtrar la búsqueda no solo por edades, sino también por material y tipo de puzzle. Echa un vistazo y encuentra el puzzle que necesitas.

Los puzzles y la infancia

Los niños pueden comenzar a hacer puzzles aproximadamente desde los 12 meses. Todo dependerá del desarrollo de su percepción visual y de su motricidad. Si el niño es capaz de agarrar objetos conscientemente con los dedos pulgar e índice y es capaz de reconocer formas, el niño estará preparado para iniciarse en el maravilloso mundo de los puzzles.

Beneficios de los puzzles y rompecabezas para los niños

Los puzzles y rompecabezas, además de ser muy entretenidos, ayudan a los niños a desarrollar sus capacidades. Por ejemplo, los puzzles ayudan a los más pequeños a mejorar su capacidad espacial, necesaria para diferenciar formas y tamaños, además de enseñarles a resolver problemas.

También ayudan a los más pequeños a ejercitar la paciencia y la concentración, además de ayudarlos a gestionar la frustración ante las dificultades.

El puzzle ideal para tu hijo va a depender de la edad del pequeño. Para los niños de 3 a 5 años se recomiendan puzzles de madera con pocas piezas y de gran tamaño. Sin embargo, a los niños a partir de 3 años les llaman más la atención los puzzles enmarcados, con más piezas y de mayor tamaño que forman escenas o dibujos. A esta edad pueden resolver puzzles de hasta 24 piezas.

Mientras tanto, los niños de 6 a 8 años ya pueden identificar y clasificar las piezas de un puzzle, y son capaces de colocarlas donde corresponden. Para ellos serán más adecuados puzzles de 100 a 250 piezas, 500 incluso.

En el catálogo de Unilae pueden encontrarse puzzles para niños desde los 3 años, con diferentes niveles de dificultad y diferentes materiales en función de la edad del niño. Un juguete para niños y niñas didáctico y divertido. Deja de buscar jugueterías online. Encuentra el puzzle perfecto para tus pequeños.

Los puzzles y rompecabezas no tienen edad

Cuando pensamos en puzzles y rompecabezas es posible que nos venga a la cabeza la palabra “pasatiempo”. No obstante, hacer puzzles es un ejercicio que conlleva numerosos beneficios como, por ejemplo, la mejora de las funciones cognitivas. Hacer puzzles supone un ejercicio completo para nuestro cerebro, ya que ambos hemisferios deben comunicarse, lo que ayuda a prevenir el deterioro cognitivo.

Así mismo, haciendo puzzles se mejora considerablemente la atención al detalle y el razonamiento visual-espacial, dado que requiere prestar mucha atención y ser capaz de insertar una pieza concreta en el lugar que le corresponde.

También ayuda a mejorar la memoria, ya que para poder hacer un puzzle es necesario no solo recordar la pieza que hemos escogido en el momento, sino también las anteriores para tratar de ir recomponiendo el rompecabezas.

El catálogo de Unilae permite filtrar la búsqueda no solo por edades, sino también por material y tipo de puzzle. Echa un vistazo y encuentra el puzzle que necesitas.