Una web de PcComponentes. Mismo servicio, muchos más productos.
Mi Cuenta
Australian GoldAvèneBabariaBanana BoatBiodermaClarinsCocosolisCollistarComfort ZoneDecléorDenenesDr. RimplerDucrayEcranEucerinGarnierHawaiian TropicHeliocareIbizaloeIsdinJuvenaKanebo SensaiLa Roche PosayLancasterLe ToutMediterraneo SunNiveaPiz BuinRene FurtererShiseidoSisleyUriageValquerVichyFACTOR 10FACTOR 15FACTOR 2FACTOR 20FACTOR 25FACTOR 30FACTOR 4FACTOR 50FACTOR 6FACTOR 8FACTOR ALTOFACTOR BAJOFACTOR MEDIOFACTOR MUY ALTOFACTOR ULTRA +50
Protección Solar Corporal más vendidos280 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Novedades
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
Protección Solar Corporal más vendidos280 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Novedades
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
Página 1 de 7

La protección solar corporal es esencial a la hora de cuidar y proteger nuestra piel frente al sol. Ayudan a prevenir que los rayos UV lleguen a nuestra piel.

Durante todo el año, es importante protegerse del sol. Hoy en día, muchas cremas de uso diario contienen un factor de protección, pero esta no es suficiente si vamos a tener una exposición prolongada.

Antes de comprar una crema corporal con protector solar, tenemos que tener en cuenta algunos aspectos como el tiempo de exposición, para qué pieles está indicada o el tipo de filtro solar que tiene.

¿Qué tipos de protector solar corporal existen?

Existen 6 tipos diferentes de dependiendo de su textura.

  • Crema. Con una composición más enriquecida, está especialmente indicada para pieles secas.
  • Gel. Muy fácil de extender gracias a su ligereza. Se absorbe muy rápido y no aporta grasa a la epidermis. Indicadas para pieles con tendencia acneica, pieles grasas o mixtas.
  • Emulsión. Se trata de un protector solar corporal no graso y con una textura más ligera. Es ideal para pieles grasas o mixtas.
  • Leche protectora. Su uso es recomendable únicamente para el cuerpo. Es fácil de extender gracias a su textura suave.
  • Protector solar en spray o en bruma. Tiene una rápida absorción y de textura muy ligera. Ideal para utilizar con niños.
  • Aceite. Embellece y protege la piel dejando un brillo sobre esta. Adecuada únicamente para el cuerpo.

¿Qué factor de protección solar debo utilizar?

Todo depende de la cantidad de exposición al sol que vayas a tener. Siempre se recomienda un filtro solar de amplio espectro y que ofrezca una protección UVA y UVB. Estos últimos son los causantes de los daños en la piel y aumentan el riesgo de los melanomas. Los rayos UVA son aquellos que penetran más profundamente y se asocian con el fotoenvejecimiento de la piel. Además, son un causante del cáncer de piel.

El SPF o factor de protección solar, indica cuánto tardan los rayos UVB en dañar la piel. Por ejemplo, un SPF 30, significa que la piel tarda en enrojecer 30 veces más que sin la protección.

  • SPF 15. Bloquea aproximadamente el 93 % de los rayos UVB. Adecuado para pieles muy bronceadas.

  • SFP 30. Bloquea el 97 % de los rayos UVB. Para pieles medianamente bronceadas.

  • SPF 50 o 50+. Bloquea el 99 %. Ideal para pieles muy blancas, para niños a partir de los 6 meses o para pieles sensibles que se pongan rojas con facilidad.

Cómo se aplica un protector solar

¿Sabes cuál es la forma correcta de aplicarte el protector? A continuación, te contamos los pasos que debes seguir.

  • Aplícalo antes de salir de casa. Póntelo al menos una media hora antes de salir de casa, ya que este es el tiempo que tardan en actuar los filtros químicos. Aplícatelo siempre con la piel seca.
  • No escatimes en la cantidad. Sé generoso a la hora de aplicarte el protector solar sobre toda la superficie del cuerpo.
  • Extiéndelo uniformemente. Presta especial atención a esas zonas que se nos suelen olvidar: orejas, nuca, pies… Extiéndelo bien por todo el cuerpo.
  • Aplícatelo con frecuencia. Renueva la aplicación cada 2 horas como máximo y con más asiduidad en caso de que sudes mucho o te bañes de manera prolongada.

Ahora que ya conoces todos los tipos de protectores solares y la importancia de su uso, elegir el producto perfecto es mucho más sencillo. Decántate por un protector solar corporal de uso diario para estar protegido durante todo el año y utiliza otros específicos para el verano. Tenemos un amplio catálogo con productos especialmente seleccionados para satisfacer tus necesidades. Por ello, elijas el que elijas, tendrás un producto eficaz y de calidad.

La protección solar corporal es esencial a la hora de cuidar y proteger nuestra piel frente al sol. Ayudan a prevenir que los rayos UV lleguen a nuestra piel.

Durante todo el año, es importante protegerse del sol. Hoy en día, muchas cremas de uso diario contienen un factor de protección, pero esta no es suficiente si vamos a tener una exposición prolongada.

Antes de comprar una crema corporal con protector solar, tenemos que tener en cuenta algunos aspectos como el tiempo de exposición, para qué pieles está indicada o el tipo de filtro solar que tiene.

¿Qué tipos de protector solar corporal existen?

Existen 6 tipos diferentes de dependiendo de su textura.

  • Crema. Con una composición más enriquecida, está especialmente indicada para pieles secas.
  • Gel. Muy fácil de extender gracias a su ligereza. Se absorbe muy rápido y no aporta grasa a la epidermis. Indicadas para pieles con tendencia acneica, pieles grasas o mixtas.
  • Emulsión. Se trata de un protector solar corporal no graso y con una textura más ligera. Es ideal para pieles grasas o mixtas.
  • Leche protectora. Su uso es recomendable únicamente para el cuerpo. Es fácil de extender gracias a su textura suave.
  • Protector solar en spray o en bruma. Tiene una rápida absorción y de textura muy ligera. Ideal para utilizar con niños.
  • Aceite. Embellece y protege la piel dejando un brillo sobre esta. Adecuada únicamente para el cuerpo.

¿Qué factor de protección solar debo utilizar?

Todo depende de la cantidad de exposición al sol que vayas a tener. Siempre se recomienda un filtro solar de amplio espectro y que ofrezca una protección UVA y UVB. Estos últimos son los causantes de los daños en la piel y aumentan el riesgo de los melanomas. Los rayos UVA son aquellos que penetran más profundamente y se asocian con el fotoenvejecimiento de la piel. Además, son un causante del cáncer de piel.

El SPF o factor de protección solar, indica cuánto tardan los rayos UVB en dañar la piel. Por ejemplo, un SPF 30, significa que la piel tarda en enrojecer 30 veces más que sin la protección.

  • SPF 15. Bloquea aproximadamente el 93 % de los rayos UVB. Adecuado para pieles muy bronceadas.

  • SFP 30. Bloquea el 97 % de los rayos UVB. Para pieles medianamente bronceadas.

  • SPF 50 o 50+. Bloquea el 99 %. Ideal para pieles muy blancas, para niños a partir de los 6 meses o para pieles sensibles que se pongan rojas con facilidad.

Cómo se aplica un protector solar

¿Sabes cuál es la forma correcta de aplicarte el protector? A continuación, te contamos los pasos que debes seguir.

  • Aplícalo antes de salir de casa. Póntelo al menos una media hora antes de salir de casa, ya que este es el tiempo que tardan en actuar los filtros químicos. Aplícatelo siempre con la piel seca.
  • No escatimes en la cantidad. Sé generoso a la hora de aplicarte el protector solar sobre toda la superficie del cuerpo.
  • Extiéndelo uniformemente. Presta especial atención a esas zonas que se nos suelen olvidar: orejas, nuca, pies… Extiéndelo bien por todo el cuerpo.
  • Aplícatelo con frecuencia. Renueva la aplicación cada 2 horas como máximo y con más asiduidad en caso de que sudes mucho o te bañes de manera prolongada.

Ahora que ya conoces todos los tipos de protectores solares y la importancia de su uso, elegir el producto perfecto es mucho más sencillo. Decántate por un protector solar corporal de uso diario para estar protegido durante todo el año y utiliza otros específicos para el verano. Tenemos un amplio catálogo con productos especialmente seleccionados para satisfacer tus necesidades. Por ello, elijas el que elijas, tendrás un producto eficaz y de calidad.

,