Unilae
Tu tienda online de primeras marcas con el mejor servicio al cliente

Mi Cuenta

CofanPapillon
Protección Auditiva y de Cabeza más vendidosProtección Auditiva y de Cabeza precio más bajoProtección Auditiva y de Cabeza novedadesProtección Auditiva y de Cabeza oferta21 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
  • Novedades

Protección Auditiva y de Cabeza

Los artículos de protección auditiva y de cabeza en trabajos de bricolaje han venido para proteger nuestra salud y darnos calidad de vida. Los cascos en la cabeza son obligatorios en sectores como la construcción desde hace mucho tiempo mientras que los protectores de oídos se vienen implantando frente a exposiciones de gran contaminación acústica.

Los artículos de protección auditiva y de cabeza en trabajos de bricolaje han venido para proteger nuestra salud y darnos calidad de vida. Los cascos en la cabeza son obligatorios en sectores como la construcción desde hace mucho tiempo mientras que los protectores de oídos se vienen implantando frente a exposiciones de gran contaminación acústica.

Página 1 de 1

La protección de partes sensibles

Los eslóganes publicitarios en materia de prevención de accidentes de trabajar con cabeza se han convertido en frecuentes como toques de atención frente a las nefastas consecuencias de no utilizar artículos de prevención.

Al igual que con las terribles imágenes de accidentes de tráfico, las autoridades nos animan al uso constante de cascos que protegen la audición y los golpes en la cabeza. En el catálogo de Unilae, tenemos una variada oferta de cascos (incluso algunos modelos incorporan pantallas protectoras para la protección facial) y tapones que a buen seguro cubren esa necesidad básica que tienes en tu centro de trabajo.

Cascos contra el ruido

Los cascos contra el ruido se colocan en las orejas y están unidos entre sí por una diadema sobre la cabeza del usuario. Atenúan los sonidos ambientales, gracias a los dos dispositivos que rodean las orejas del usuario para aislarlo. Este tipo de protectores individuales contra el ruido posee ventajas indiscutibles: fáciles de colocar y quitar, reutilizables, asequibles o de precios al alcance de todo el mundo y dotados de una gran atenuación, porque atenúan el sonido ambiente entre 27 y 35 decibelios.

Muchas son las actividades profesionales y de bricolaje en la que estos artículos de protección auditiva encuentran fácil acomodo: metalurgia, aviación, construcción y obras públicas, jardinería, conciertos, etc.

Protectores de cabeza

Los cascos de plástico moldeado son aliados imprescindibles en la protección de la cabeza en sectores como el de la construcción. Todos reducen la fuerza de los impactos en la parte superior de la cabeza. Además, los de tipo II reducen la fuerza de los impactos tanto en la parte superior de la cabeza como en los laterales. Finalmente, los de clase general reducen el riesgo por contacto con conductores eléctricos de baja tensión.

La comodidad de los cascos de protección auditiva

Generalmente fabricados en acero inoxidable, PVC y otros materiales resistentes, los cascos contra el ruido llamados pasivos pesan en promedio entre 200 y 600 g, en función de su nivel de atenuación. En efecto, cuanto más alta es la atenuación teórica, mayor será la cantidad de espuma o de líquido necesario para permitir el aislamiento con el consecuente aumento del peso. Este peso puede parecer bajo para un uso puntual y de poca duración, pero no tanto al término de una jornada de 8 horas.

Para protegerse eficazmente del entorno sonoro, los cascos contra el ruido deben ejercer una presión constante sobre las orejas del usuario. Efectivamente, la menor fuga en la hermeticidad reduce considerablemente la eficacia de los protectores, lo que aumenta el riesgo de dañar la audición del usuario. Esta es la razón principal por la que se desaconseja usar unos cascos contra el ruido encima de un gorro.

Cascos o tapones para los oídos

Los tapones para los oídos son probablemente mejores para un uso prolongado, pero si los niveles de ruido son altos, deberás usar cascos de alta atenuación. Los cascos son más fáciles de poner y quitar, por lo que son más convenientes si estás expuesto al ruido alternante.

La protección de partes sensibles

Los eslóganes publicitarios en materia de prevención de accidentes de trabajar con cabeza se han convertido en frecuentes como toques de atención frente a las nefastas consecuencias de no utilizar artículos de prevención.

Al igual que con las terribles imágenes de accidentes de tráfico, las autoridades nos animan al uso constante de cascos que protegen la audición y los golpes en la cabeza. En el catálogo de Unilae, tenemos una variada oferta de cascos (incluso algunos modelos incorporan pantallas protectoras para la protección facial) y tapones que a buen seguro cubren esa necesidad básica que tienes en tu centro de trabajo.

Cascos contra el ruido

Los cascos contra el ruido se colocan en las orejas y están unidos entre sí por una diadema sobre la cabeza del usuario. Atenúan los sonidos ambientales, gracias a los dos dispositivos que rodean las orejas del usuario para aislarlo. Este tipo de protectores individuales contra el ruido posee ventajas indiscutibles: fáciles de colocar y quitar, reutilizables, asequibles o de precios al alcance de todo el mundo y dotados de una gran atenuación, porque atenúan el sonido ambiente entre 27 y 35 decibelios.

Muchas son las actividades profesionales y de bricolaje en la que estos artículos de protección auditiva encuentran fácil acomodo: metalurgia, aviación, construcción y obras públicas, jardinería, conciertos, etc.

Protectores de cabeza

Los cascos de plástico moldeado son aliados imprescindibles en la protección de la cabeza en sectores como el de la construcción. Todos reducen la fuerza de los impactos en la parte superior de la cabeza. Además, los de tipo II reducen la fuerza de los impactos tanto en la parte superior de la cabeza como en los laterales. Finalmente, los de clase general reducen el riesgo por contacto con conductores eléctricos de baja tensión.

La comodidad de los cascos de protección auditiva

Generalmente fabricados en acero inoxidable, PVC y otros materiales resistentes, los cascos contra el ruido llamados pasivos pesan en promedio entre 200 y 600 g, en función de su nivel de atenuación. En efecto, cuanto más alta es la atenuación teórica, mayor será la cantidad de espuma o de líquido necesario para permitir el aislamiento con el consecuente aumento del peso. Este peso puede parecer bajo para un uso puntual y de poca duración, pero no tanto al término de una jornada de 8 horas.

Para protegerse eficazmente del entorno sonoro, los cascos contra el ruido deben ejercer una presión constante sobre las orejas del usuario. Efectivamente, la menor fuga en la hermeticidad reduce considerablemente la eficacia de los protectores, lo que aumenta el riesgo de dañar la audición del usuario. Esta es la razón principal por la que se desaconseja usar unos cascos contra el ruido encima de un gorro.

Cascos o tapones para los oídos

Los tapones para los oídos son probablemente mejores para un uso prolongado, pero si los niveles de ruido son altos, deberás usar cascos de alta atenuación. Los cascos son más fáciles de poner y quitar, por lo que son más convenientes si estás expuesto al ruido alternante.