Unilae
Tu tienda online de primeras marcas con el mejor servicio al cliente

Mi Cuenta

ApivitaArganourAvèneBanobagiBiodermaCaudalieChanelClarinsCliniqueComodynesDeborahDeclaréDecléorDermalogicaDiorDr. BotanicalsDr. HauschkaDr. OrganicElemisFilorgaFormula SwissFrudiaGarnierGlam Of SwedenGuerlainHelena RubinsteinIrohaIsabelle LancrayJeanne PiaubertJowaéKanebo SensaiKloraneL'Oréal ParisLa MerLa PrairieLaboratoires FilorgaLieracMasq+MaûbeMia Cosmetics ParisMádara Organic SkincareNatura SibericaNaturaliumNeutrogenaOrlanePayotPostQuamReal TechniquesRen Clean SkincareSensilisSesdermaSevens SkincareShinetreeShiseidoSisleySkeyndorSkin O2StendhalTake CareTalikaTerrakéUriageValmontVegan & OrganicNuevoVeganoPiel atópicaPiel Grasa propensa a ImperfeccionesPiel Mixta a GrasaPiel NormalPiel SecaPiel SensibleTodas las pieles
Mascarillas Faciales más vendidosMascarillas Faciales precio más bajoMascarillas Faciales novedadesMascarillas Faciales oferta194 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
  • Novedades

Mascarillas Faciales

Las mascarillas faciales son uno de los productos de salud y belleza más demandados y populares, ya que permiten cuidar la salud y bienestar del rostro de forma fácil y cómoda. Exfolian, hidratan y nutren tu piel, permitiendo que luzca sana y joven, tanto con maquillaje como si luces un look natural.

Las mascarillas faciales son uno de los productos de salud y belleza más demandados y populares, ya que permiten cuidar la salud y bienestar del rostro de forma fácil y cómoda. Exfolian, hidratan y nutren tu piel, permitiendo que luzca sana y joven, tanto con maquillaje como si luces un look natural.

Página 1 de 5

¿Qué entendemos por mascarilla facial?

Entendemos por mascarilla facial un producto cosmético, generalmente de textura pastosa o cremosa, que se aplica ocasionalmente en el rostro como método de cuidado de la salud de tu piel.

Los componentes de las mascarillas faciales pueden ser muy variados, dependiendo del tipo de mascarilla, su función, y el tipo de piel para el que esté diseñada. Por lo general, las mascarillas deben aplicarse en el rostro y mantenerlas un rato, que variará en función del tipo de mascarilla o la marca, para permitir que los agentes hagan efecto sobre la piel.

Tipos de mascarillas faciales

Como decíamos, existen una gran variedad de mascarillas faciales con muchísimos beneficios diferentes para la piel. A la hora de escoger entre unas u otras deberemos tener en cuenta, además de nuestro tipo de piel, el objetivo que queremos conseguir. A continuación, te contamos algunos de los tipos de mascarillas faciales más frecuentes:

Mascarillas faciales de arcilla

Se componen principalmente a base de arcilla, además de incluir diversas sales que estimulan la circulación sanguínea, mejorando considerablemente el aporte de nutrientes. Las arcillas que se usan generalmente son la arcilla blanca o caolín y la arcilla roja, que sirve para eliminar las impurezas y los excesos de grasas (ideal para pieles con exceso de producción sebácea).

Este tipo de mascarillas producen un efecto exfoliante, absorben la grasa de la piel, aportan minerales y limpian la piel de impurezas y toxinas, dejándola limpia y revitalizada. Es esencial tener en cuenta que es muy importante mantener una buena hidratación tras la aplicación de este tipo de mascarillas faciales.

Por lo general, su tiempo de aplicación es de entre 15 y 20 minutos

Mascarillas peel off

Consisten en un gel que se solidifica al dejar secar sobre el rostro y, pasado el tiempo estipulado por el fabricante, puede retirarse como si de una segunda piel se tratase. Este método presenta algunos inconvenientes ya que, si no se ha aplicado correctamente, puede provocar ciertos problemas a la hora de retirarla. Puede incluso ser ligeramente dolorosa si se ha quedado adherida a la piel en algún punto.

Es por estos motivos que este tipo de mascarillas faciales han ido perdiendo popularidad con el paso de los años y la aparición de otro tipo de productos más cómodos y seguros de usar.

Mascarillas faciales de tipo velo

Son las más demandadas gracias a su facilidad de uso y a los múltiples beneficios que aportan. Se trata de una máscara de celulosa empapada abundantemente en una loción rica en principios activos con diversas propiedades.

Normalmente se las deja actuar sobre el rostro una media de 15-20 minutos y, a diferencia de la anterior, no corre el riesgo de quedarse adherida a la piel y se retira con bastante facilidad. Además, los restos de loción que quedan en la piel pueden utilizarse a modo de crema hidratante hasta que sea absorbida por completo.

Podemos diferenciar varios tipos en función de sus componentes. Algunos de los beneficios que aportan son: hidratan, reducen de las arrugas, aportan luminosidad al rostro, nutren y eliminan impurezas.

Mascarillas burbuja

Se trata de una mascarilla de reciente incorporación al mundo de la cosmética. Una vez se aplica al rostro adquiere una textura de mousse, como si fuera una nube. Están formadas a base de arcilla y carbón. Su característico burbujeo estimula la piel, favoreciendo su efecto limpiador y el aporte de nutrientes. Además, se retira de una forma muy cómoda, ya que, a diferencia de otros tipos de mascarillas faciales, las mascarillas burbuja no se endurecen con el paso del tiempo.

¿Qué entendemos por mascarilla facial?

Entendemos por mascarilla facial un producto cosmético, generalmente de textura pastosa o cremosa, que se aplica ocasionalmente en el rostro como método de cuidado de la salud de tu piel.

Los componentes de las mascarillas faciales pueden ser muy variados, dependiendo del tipo de mascarilla, su función, y el tipo de piel para el que esté diseñada. Por lo general, las mascarillas deben aplicarse en el rostro y mantenerlas un rato, que variará en función del tipo de mascarilla o la marca, para permitir que los agentes hagan efecto sobre la piel.

Tipos de mascarillas faciales

Como decíamos, existen una gran variedad de mascarillas faciales con muchísimos beneficios diferentes para la piel. A la hora de escoger entre unas u otras deberemos tener en cuenta, además de nuestro tipo de piel, el objetivo que queremos conseguir. A continuación, te contamos algunos de los tipos de mascarillas faciales más frecuentes:

Mascarillas faciales de arcilla

Se componen principalmente a base de arcilla, además de incluir diversas sales que estimulan la circulación sanguínea, mejorando considerablemente el aporte de nutrientes. Las arcillas que se usan generalmente son la arcilla blanca o caolín y la arcilla roja, que sirve para eliminar las impurezas y los excesos de grasas (ideal para pieles con exceso de producción sebácea).

Este tipo de mascarillas producen un efecto exfoliante, absorben la grasa de la piel, aportan minerales y limpian la piel de impurezas y toxinas, dejándola limpia y revitalizada. Es esencial tener en cuenta que es muy importante mantener una buena hidratación tras la aplicación de este tipo de mascarillas faciales.

Por lo general, su tiempo de aplicación es de entre 15 y 20 minutos

Mascarillas peel off

Consisten en un gel que se solidifica al dejar secar sobre el rostro y, pasado el tiempo estipulado por el fabricante, puede retirarse como si de una segunda piel se tratase. Este método presenta algunos inconvenientes ya que, si no se ha aplicado correctamente, puede provocar ciertos problemas a la hora de retirarla. Puede incluso ser ligeramente dolorosa si se ha quedado adherida a la piel en algún punto.

Es por estos motivos que este tipo de mascarillas faciales han ido perdiendo popularidad con el paso de los años y la aparición de otro tipo de productos más cómodos y seguros de usar.

Mascarillas faciales de tipo velo

Son las más demandadas gracias a su facilidad de uso y a los múltiples beneficios que aportan. Se trata de una máscara de celulosa empapada abundantemente en una loción rica en principios activos con diversas propiedades.

Normalmente se las deja actuar sobre el rostro una media de 15-20 minutos y, a diferencia de la anterior, no corre el riesgo de quedarse adherida a la piel y se retira con bastante facilidad. Además, los restos de loción que quedan en la piel pueden utilizarse a modo de crema hidratante hasta que sea absorbida por completo.

Podemos diferenciar varios tipos en función de sus componentes. Algunos de los beneficios que aportan son: hidratan, reducen de las arrugas, aportan luminosidad al rostro, nutren y eliminan impurezas.

Mascarillas burbuja

Se trata de una mascarilla de reciente incorporación al mundo de la cosmética. Una vez se aplica al rostro adquiere una textura de mousse, como si fuera una nube. Están formadas a base de arcilla y carbón. Su característico burbujeo estimula la piel, favoreciendo su efecto limpiador y el aporte de nutrientes. Además, se retira de una forma muy cómoda, ya que, a diferencia de otros tipos de mascarillas faciales, las mascarillas burbuja no se endurecen con el paso del tiempo.