Unilae
Tu tienda online de primeras marcas con el mejor servicio al cliente
Mi Cuenta

Jardín y Piscinas

El concepto de hogar es muy personal. Cada uno tenemos una idea de cómo sería nuestro hogar ideal. A veces ese hogar tiene jardín, a veces es un ático en medio de una gran ciudad o a veces simplemente es una cocina amplia. Por ello en esta sección hemos seleccionado un montón de artículos para sigas construyendo tu hogar ideal.

El concepto de hogar es muy personal. Cada uno tenemos una idea de cómo sería nuestro hogar ideal. A veces ese hogar tiene jardín, a veces es un ático en medio de una gran ciudad o a veces simplemente es una cocina amplia. Por ello en esta sección hemos seleccionado un montón de artículos para sigas construyendo tu hogar ideal.

Unilae Jardín y piscinas

Un segundo salón con vistas al cielo

Traslada la comodidad del interior de tu casa al exterior

Pon tu jardín a punto

Encuentra lo que necesitas para equipar tu jardín

Saca partido al buen tiempo

Quien tiene un jardín tiene un tesoro, pero el verdadero tesoro es poder compartirlo con los tuyos

El jardín y las piscinas son dos de los elementos más buscados cuando una persona adquiere una nueva vivienda. Aunque en ocasiones son compatibles, hay otros momentos en los que tener una piscina de obra acaba trayendo consigo el tener que prescindir de una zona de esparcimiento amplia, puesto que ocupa todo el espacio. La solución en esos casos es optar por una piscina desmontable, y así poder sacarle el máximo partido al jardín en todas las estaciones.

En verano podrás tener tu piscina, en la que huir del sofocante calor, mientras que en otoño e invierno podrás quitarla para ampliar tu zona de barbacoa y transformar tu jardín en algo totalmente diferente. Todo esto podrás conseguirlo gracias a muebles de jardín versátiles, que te sirvan tanto en una ocasión como en otra.

Con una piscina desmontable, todo será más sencillo

En primer lugar, debes saber que una piscina desmontable sirve para exactamente lo mismo que una piscina de obra. Además, están disponibles en distintos tamaños, con lo cual podrás disfrutar sin problemas puesto que podrás comprarla bastante grande. La mayor ventaja es que estas piscinas pueden desmontarse y guardarse cuando no se vayan a usar, como seguramente sucederá en estaciones frías. De este modo, no estará siempre ocupando espacio en balde.

Otra gran virtud de este tipo de piscinas es que puedes elegir exactamente en qué tamaño la quieres, así como la profundidad. Si quieres una piscina pequeña solo para que se bañen los niños, podrás tenerla. Así garantizarás su seguridad a la hora de jugar, aunque sea siempre con la supervisión de una persona responsable.

Eso sí, independientemente de cómo sea la piscina desmontable que elijas, recuerda que debes tener un método de depuración de piscina para que el agua esté siempre en las mejores condiciones de higiene y salubridad. Si no tratas de forma adecuada el agua, podrías acabar teniendo problemas de salud a largo plazo que podrías haber evitado con facilidad.

Los muebles de jardín más útiles

Junto a una piscina desmontable, sería interesante que te planteases tener más muebles de jardín que hagan de este un lugar encantador. Dependiendo del tamaño, por ejemplo, podrías optar por una mesa plegable y unas sillas plegables. Así tendrías un sitio para comer en el exterior que también podrías guardar o transportar con facilidad.

Si nos vamos al ámbito más decorativo, siempre puedes optar por figuras que aporten un aire distinto a tu jardín. La iluminación también es una buena idea, ya sea a modo de guirnaldas o de faroles más grandes. Incluso puedes implementar iluminación que se vaya cargando mediante baterías solares, con lo cual no gastarás nada de electricidad y obtendrás siempre la misma luz.

Una caseta de jardín: la solución a tus problemas de almacenamiento

No solo hay que mirar por el ámbito más estético del mobiliario, sino también por el funcional. En este sentido, una caseta de jardín puede ayudarte a liberar de espacio el interior de tu casa, puesto que será un gran almacén para todos aquellos bienes que no utilices habitualmente. Si le incorporas estanterías dentro, ganarás también en organización, y tendrás un espacio de desahogo que nunca viene mal.

También hallarás casetas de jardín de madera para que jueguen los niños. El punto positivo de estas es que no solo te servirán como almacenamiento para sus juguetes, sino que también serán un lugar de esparcimiento donde ellos podrán jugar de forma independiente y autónoma.

Sacarle todo el partido a un jardín es mucho más sencillo de lo que pudiera parecer, siempre y cuando tengamos claro de cuánto espacio disponemos y, sobre todo, qué actividades queremos realizar en él de forma habitual.

El jardín y las piscinas son dos de los elementos más buscados cuando una persona adquiere una nueva vivienda. Aunque en ocasiones son compatibles, hay otros momentos en los que tener una piscina de obra acaba trayendo consigo el tener que prescindir de una zona de esparcimiento amplia, puesto que ocupa todo el espacio. La solución en esos casos es optar por una piscina desmontable, y así poder sacarle el máximo partido al jardín en todas las estaciones.

En verano podrás tener tu piscina, en la que huir del sofocante calor, mientras que en otoño e invierno podrás quitarla para ampliar tu zona de barbacoa y transformar tu jardín en algo totalmente diferente. Todo esto podrás conseguirlo gracias a muebles de jardín versátiles, que te sirvan tanto en una ocasión como en otra.

Con una piscina desmontable, todo será más sencillo

En primer lugar, debes saber que una piscina desmontable sirve para exactamente lo mismo que una piscina de obra. Además, están disponibles en distintos tamaños, con lo cual podrás disfrutar sin problemas puesto que podrás comprarla bastante grande. La mayor ventaja es que estas piscinas pueden desmontarse y guardarse cuando no se vayan a usar, como seguramente sucederá en estaciones frías. De este modo, no estará siempre ocupando espacio en balde.

Otra gran virtud de este tipo de piscinas es que puedes elegir exactamente en qué tamaño la quieres, así como la profundidad. Si quieres una piscina pequeña solo para que se bañen los niños, podrás tenerla. Así garantizarás su seguridad a la hora de jugar, aunque sea siempre con la supervisión de una persona responsable.

Eso sí, independientemente de cómo sea la piscina desmontable que elijas, recuerda que debes tener un método de depuración de piscina para que el agua esté siempre en las mejores condiciones de higiene y salubridad. Si no tratas de forma adecuada el agua, podrías acabar teniendo problemas de salud a largo plazo que podrías haber evitado con facilidad.

Los muebles de jardín más útiles

Junto a una piscina desmontable, sería interesante que te planteases tener más muebles de jardín que hagan de este un lugar encantador. Dependiendo del tamaño, por ejemplo, podrías optar por una mesa plegable y unas sillas plegables. Así tendrías un sitio para comer en el exterior que también podrías guardar o transportar con facilidad.

Si nos vamos al ámbito más decorativo, siempre puedes optar por figuras que aporten un aire distinto a tu jardín. La iluminación también es una buena idea, ya sea a modo de guirnaldas o de faroles más grandes. Incluso puedes implementar iluminación que se vaya cargando mediante baterías solares, con lo cual no gastarás nada de electricidad y obtendrás siempre la misma luz.

Una caseta de jardín: la solución a tus problemas de almacenamiento

No solo hay que mirar por el ámbito más estético del mobiliario, sino también por el funcional. En este sentido, una caseta de jardín puede ayudarte a liberar de espacio el interior de tu casa, puesto que será un gran almacén para todos aquellos bienes que no utilices habitualmente. Si le incorporas estanterías dentro, ganarás también en organización, y tendrás un espacio de desahogo que nunca viene mal.

También hallarás casetas de jardín de madera para que jueguen los niños. El punto positivo de estas es que no solo te servirán como almacenamiento para sus juguetes, sino que también serán un lugar de esparcimiento donde ellos podrán jugar de forma independiente y autónoma.

Sacarle todo el partido a un jardín es mucho más sencillo de lo que pudiera parecer, siempre y cuando tengamos claro de cuánto espacio disponemos y, sobre todo, qué actividades queremos realizar en él de forma habitual.