Unilae
Tu tienda online de primeras marcas con el mejor servicio al cliente

Mi Cuenta

CofanMaurerOreworkWolfpack
Gafas Seguridad más vendidosGafas Seguridad precio más bajoGafas Seguridad novedadesGafas Seguridad oferta36 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
  • Novedades

Gafas de Seguridad

Cuidar de la visión frente a tantos riesgos como tenemos en nuestras ocupaciones laborales es una máxima de los profesionales. Las gafas de seguridad son artículos imprescindibles a la hora de desarrollar una gran cantidad de profesiones con alta exposición a elementos tóxicos o peligros evidentes de desprendimientos de material que puedan alcanzar tu retina.

Cuidar de la visión frente a tantos riesgos como tenemos en nuestras ocupaciones laborales es una máxima de los profesionales. Las gafas de seguridad son artículos imprescindibles a la hora de desarrollar una gran cantidad de profesiones con alta exposición a elementos tóxicos o peligros evidentes de desprendimientos de material que puedan alcanzar tu retina.

Página 1 de 1

Gafas de uso obligatorio

Las gafas de seguridad son herramientas de trabajo de uso imperativo en el desarrollo de algunos trabajos, porque así viene estipulado en la normativa de prevención de riesgos laborales. Forman parte del llamado Equipo de Protección Individual (EPI) sin el que ningún empresario debería dejar trabajar a sus empleados y ningún operario, consciente de la importancia de su salud, debería ponerse a trabajar.

Las gafas de seguridad deben ajustarse bien, sobre todo en las esquinas de los ojos y encima de las cejas. A pesar de su alta eficacia como protección ocular, las gafas de seguridad no ofrecen protección contra salpicaduras o pulverizaciones en otras partes del rostro. No hacen milagros, por lo que su uso habitual deberá venir acompañado del uso de otros artículos como las pantallas de protección de los ordenadores o caretas adicionales.

Clasificación de las gafas de seguridad

Dos son los criterios que sirven para clasificar las gafas de seguridad: por el tipo de riesgo del que protegen y por su diseño. Por el tipo de riesgo, por un lado, las gafas para riesgos mecánicos. Protegen la vista frente a la proyección de partículas que se producen en el trabajo o para evitar el choque con objetos que pueden dañar los ojos y se utilizan en un amplio grupo de trabajos, como los de albañilería, forestal, herrería, agrícolas, mecánicos, eléctricos, etc; por otro, las gafas para riesgos no mecánicos. Protegen la visión en entornos de trabajo donde existe riesgo químico o biológico, se pueden producir salpicaduras de líquidos o entrada de gases. También se utilizan en otros trabajos como la soldadura o la electricidad, donde se dan otros agentes de riesgo como el calor, arco eléctrico o radiación.

Por su parte, el diseño determinará las gafas de montura universal, con aspecto parecido al de las utilizadas para proteger la vista en el entorno común e incluso pueden estar graduadas; con montura integral. La montura y los protectores laterales están completamente integrados, formando una sola pieza. Normalmente se ajustan mediante una cinta elástica que rodea la cabeza; con cazoleta, gafas integrales que unen en una sola pieza la montura y los protectores laterales. Se ajustan también mediante una cinta elástica, pero la diferencia es que cada ojo se protege de forma estanca e individualizada; y adaptables, gafas que se colocan muy ajustadas, asegurando un cierre hermético de la zona ocular. Se utilizan en entornos donde hay riesgo de que entre líquido, vapores o gases que pueden afectar a los ojos.

Características de las gafas de seguridad

Evidentemente, se trata de unas gafas menos convencionales, en donde los marcos de los cristales son mucho más rígidos que los de las gafas más tradicionales, ya que están diseñados precisamente para resistir la entrada de todos aquellos objetos que se desplacen a nuestros ojos, así como para prevenir los diferentes golpes provenientes de los mismos. De esta forma, más allá de la propia necesidad de disponer de unos cristales más resistentes a los impactos, es preciso contar con unas buenas protecciones laterales para que nos puedan proteger por todos los lados de la cara. Además, el diseño debe de ser cómodo y compacto, de forma que no solo nos proteja si no que no nos entorpezca con su uso la visión en nuestro trabajo.

Gafas de uso obligatorio

Las gafas de seguridad son herramientas de trabajo de uso imperativo en el desarrollo de algunos trabajos, porque así viene estipulado en la normativa de prevención de riesgos laborales. Forman parte del llamado Equipo de Protección Individual (EPI) sin el que ningún empresario debería dejar trabajar a sus empleados y ningún operario, consciente de la importancia de su salud, debería ponerse a trabajar.

Las gafas de seguridad deben ajustarse bien, sobre todo en las esquinas de los ojos y encima de las cejas. A pesar de su alta eficacia como protección ocular, las gafas de seguridad no ofrecen protección contra salpicaduras o pulverizaciones en otras partes del rostro. No hacen milagros, por lo que su uso habitual deberá venir acompañado del uso de otros artículos como las pantallas de protección de los ordenadores o caretas adicionales.

Clasificación de las gafas de seguridad

Dos son los criterios que sirven para clasificar las gafas de seguridad: por el tipo de riesgo del que protegen y por su diseño. Por el tipo de riesgo, por un lado, las gafas para riesgos mecánicos. Protegen la vista frente a la proyección de partículas que se producen en el trabajo o para evitar el choque con objetos que pueden dañar los ojos y se utilizan en un amplio grupo de trabajos, como los de albañilería, forestal, herrería, agrícolas, mecánicos, eléctricos, etc; por otro, las gafas para riesgos no mecánicos. Protegen la visión en entornos de trabajo donde existe riesgo químico o biológico, se pueden producir salpicaduras de líquidos o entrada de gases. También se utilizan en otros trabajos como la soldadura o la electricidad, donde se dan otros agentes de riesgo como el calor, arco eléctrico o radiación.

Por su parte, el diseño determinará las gafas de montura universal, con aspecto parecido al de las utilizadas para proteger la vista en el entorno común e incluso pueden estar graduadas; con montura integral. La montura y los protectores laterales están completamente integrados, formando una sola pieza. Normalmente se ajustan mediante una cinta elástica que rodea la cabeza; con cazoleta, gafas integrales que unen en una sola pieza la montura y los protectores laterales. Se ajustan también mediante una cinta elástica, pero la diferencia es que cada ojo se protege de forma estanca e individualizada; y adaptables, gafas que se colocan muy ajustadas, asegurando un cierre hermético de la zona ocular. Se utilizan en entornos donde hay riesgo de que entre líquido, vapores o gases que pueden afectar a los ojos.

Características de las gafas de seguridad

Evidentemente, se trata de unas gafas menos convencionales, en donde los marcos de los cristales son mucho más rígidos que los de las gafas más tradicionales, ya que están diseñados precisamente para resistir la entrada de todos aquellos objetos que se desplacen a nuestros ojos, así como para prevenir los diferentes golpes provenientes de los mismos. De esta forma, más allá de la propia necesidad de disponer de unos cristales más resistentes a los impactos, es preciso contar con unas buenas protecciones laterales para que nos puedan proteger por todos los lados de la cara. Además, el diseño debe de ser cómodo y compacto, de forma que no solo nos proteja si no que no nos entorpezca con su uso la visión en nuestro trabajo.