Unilae
Tu tienda online de primeras marcas con el mejor servicio al cliente

Mi Cuenta

OcioDualOreworkStanley
Destornilladores más vendidosDestornilladores precio más bajoDestornilladores novedadesDestornilladores oferta10 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
  • Novedades

Destornilladores

Podemos afirmar que los destornilladores son las únicas herramientas que no pueden faltar en tu hogar. De todos es sabido la relación estrecha que tienen con los tornillos, pero no son tantos los que conocen los otros siete usos que les puedes dar. Desde el uso del mango como martillo, pasando destapador de botellas, hasta como artículo para ejercer fuerza en cualquier cajón atorado.

Podemos afirmar que los destornilladores son las únicas herramientas que no pueden faltar en tu hogar. De todos es sabido la relación estrecha que tienen con los tornillos, pero no son tantos los que conocen los otros siete usos que les puedes dar. Desde el uso del mango como martillo, pasando destapador de botellas, hasta como artículo para ejercer fuerza en cualquier cajón atorado.

Página 1 de 1

El uso de toda la vida

Los destornilladores son herramientas que se utilizan para apretar y aflojar tornillos y otros elementos de máquinas que requieren poca fuerza de apriete y que generalmente son de diámetro pequeño.

Imprescindible como herramienta de bricolaje, tiene tres partes bien diferenciadas: el mango como elemento por donde se sujeta, es de un material aislante y de forma adecuada para transmitir fuerza de torsión, además de ergonómica para facilitar su uso y aumentar la comodidad. El vástago o caña, barra de metal que une la punta al mango. Puede disponer de un alojamiento donde se colocan puntas intercambiables o tener la punta forjada y endurecida en la misma pieza. Frecuentemente son de acero para herramientas con cromo, vanadio y a veces también molibdeno. Su diámetro y longitud varía en función del tipo de destornillador. La punta, parte que se introduce en el tornillo. Dependiendo del tipo de tornillo se usará un tipo diferente de cabeza, lo cual variará según la necesidad. Hay innumerables tipos de puntas de destornillador y todas con un mismo propósito.

Las puntas más habituales

Algunos de los tipos de puntas más frecuentes son: plana o de pala, de estrella de cuatro puntas, de estrías o de cruz, de estrella de seis puntas, además de las hexagonales huecas, en forma de llave de vaso o macizas o cuadradas.

Destornilladores especiales

Los destornilladores de precisión son de reducido tamaño y tienen en el extremo del mango un plano giratorio para facilitar su manejo con una sola mano. Son empleados en actividades tales como la relojería u otras que requieren trabajar con tornillos pequeños. Un buscapolos es un destornillador con una lámpara de alta reactancia integrada en su mango para comprobar que un conductor está conectado a una fase de la red de corriente alterna.

Destornilladores estrella

El tipo de destornillador más común que no puede faltar en cualquier cajón sirven para apretar o aflojar tornillos con cabeza en forma de cruz. Estos destornilladores permiten ejercer una mayor fuerza y precisión a la hora de apretar cualquier tornillo y fueron inventados en el siglo XIX por Henry Phillips con el objetivo de introducir los destornilladores eléctricos en la mayoría de las industrias.

Una curiosidad de esta clase de destornilladores es que si nos fijamos, podemos ver como su cabeza tiene un ligero efecto de leva.

Destornilladores planos

El otro tipo de destornillador que no puede faltar en ninguna casa es el destornillador de cabeza plana o de ranura. Su punta aplanada es inconfundible y se utiliza para tornillos con una intrusión lineal recta a través de la cabeza. Un dato curioso de este tipo de destornilladores es su origen, de los más antiguos, inventado en el siglo XV en Europa.

Al igual que los de estrella, los destornilladores planos también cuentan con un efecto de leva que hace que la cabeza tenga tendencia a desprenderse de la cabeza del tornillo cuando la fuerza que aplicamos para apretarlo supera cierto límite. Evitando así que tanto la cabeza del tornillo como la del destornillador se dañen. Pero esto no es un defecto, este aparente defecto tiene el cometido de evitar que la fuerza de la torsión exceda el límite de resistencia del destornillador mientras se aprieta el tornillo. Lo cual resiste el daño del perfil del destornillador y del tornillo y claramente extiende la vida útil de la herramienta.

Destornilladores de precisión

Tan pequeños que apenas creerías que son destornilladores, los hay con diferentes tipos de cabeza, pero lo que importa de ellos es su reducido tamaño. Estos minúsculos destornilladores se utilizan para dispositivos muy pequeños, como relojes o móviles, en los que se utilizan tornillos extremadamente pequeños.

El uso de toda la vida

Los destornilladores son herramientas que se utilizan para apretar y aflojar tornillos y otros elementos de máquinas que requieren poca fuerza de apriete y que generalmente son de diámetro pequeño.

Imprescindible como herramienta de bricolaje, tiene tres partes bien diferenciadas: el mango como elemento por donde se sujeta, es de un material aislante y de forma adecuada para transmitir fuerza de torsión, además de ergonómica para facilitar su uso y aumentar la comodidad. El vástago o caña, barra de metal que une la punta al mango. Puede disponer de un alojamiento donde se colocan puntas intercambiables o tener la punta forjada y endurecida en la misma pieza. Frecuentemente son de acero para herramientas con cromo, vanadio y a veces también molibdeno. Su diámetro y longitud varía en función del tipo de destornillador. La punta, parte que se introduce en el tornillo. Dependiendo del tipo de tornillo se usará un tipo diferente de cabeza, lo cual variará según la necesidad. Hay innumerables tipos de puntas de destornillador y todas con un mismo propósito.

Las puntas más habituales

Algunos de los tipos de puntas más frecuentes son: plana o de pala, de estrella de cuatro puntas, de estrías o de cruz, de estrella de seis puntas, además de las hexagonales huecas, en forma de llave de vaso o macizas o cuadradas.

Destornilladores especiales

Los destornilladores de precisión son de reducido tamaño y tienen en el extremo del mango un plano giratorio para facilitar su manejo con una sola mano. Son empleados en actividades tales como la relojería u otras que requieren trabajar con tornillos pequeños. Un buscapolos es un destornillador con una lámpara de alta reactancia integrada en su mango para comprobar que un conductor está conectado a una fase de la red de corriente alterna.

Destornilladores estrella

El tipo de destornillador más común que no puede faltar en cualquier cajón sirven para apretar o aflojar tornillos con cabeza en forma de cruz. Estos destornilladores permiten ejercer una mayor fuerza y precisión a la hora de apretar cualquier tornillo y fueron inventados en el siglo XIX por Henry Phillips con el objetivo de introducir los destornilladores eléctricos en la mayoría de las industrias.

Una curiosidad de esta clase de destornilladores es que si nos fijamos, podemos ver como su cabeza tiene un ligero efecto de leva.

Destornilladores planos

El otro tipo de destornillador que no puede faltar en ninguna casa es el destornillador de cabeza plana o de ranura. Su punta aplanada es inconfundible y se utiliza para tornillos con una intrusión lineal recta a través de la cabeza. Un dato curioso de este tipo de destornilladores es su origen, de los más antiguos, inventado en el siglo XV en Europa.

Al igual que los de estrella, los destornilladores planos también cuentan con un efecto de leva que hace que la cabeza tenga tendencia a desprenderse de la cabeza del tornillo cuando la fuerza que aplicamos para apretarlo supera cierto límite. Evitando así que tanto la cabeza del tornillo como la del destornillador se dañen. Pero esto no es un defecto, este aparente defecto tiene el cometido de evitar que la fuerza de la torsión exceda el límite de resistencia del destornillador mientras se aprieta el tornillo. Lo cual resiste el daño del perfil del destornillador y del tornillo y claramente extiende la vida útil de la herramienta.

Destornilladores de precisión

Tan pequeños que apenas creerías que son destornilladores, los hay con diferentes tipos de cabeza, pero lo que importa de ellos es su reducido tamaño. Estos minúsculos destornilladores se utilizan para dispositivos muy pequeños, como relojes o móviles, en los que se utilizan tornillos extremadamente pequeños.