Una web de PcComponentes. Mismo servicio, muchos más productos.
Mi Cuenta
Body NaturIroha
Cuidado de Pies más vendidos2 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Novedades
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
Cuidado de Pies más vendidos2 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Novedades
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
Página 1 de 1

¿Das la atención necesaria a tus pies? Tener los pies sanos y saludables mejoran tu vida activa, tu autonomía y previene de algunos problemas. Aquí te vamos a indicar formas de cuidarlos y productos que te pueden ayudar a ello. Tener un cuidado de pies nos hará ganar en salud.

Con frecuencia, no damos atención suficiente a los pies puesto que no somos conscientes de la importancia que tienen para la salud. Incluso prevenir caídas depende, en gran medida, de la salud de los pies. Sin embargo, con frecuencia lo dejamos a un lado hasta que nos comienzan a dar problemas.

Cuidado diario de los pies

Para conseguir el correcto cuidado diario de los pies es necesario tener en cuenta una serie de elementos como son:

  • Un calzado adecuado. Elegir unos zapatos adecuados para el día a día que sean cómodos, que no aprieten los pies y permitan mover los dedos.
  • Revisar los pies a diario. Aprovecha tu aseo diario para comprobar que no haya ningún tipo de problema con ellos como son ampollas o inflamación.
  • Lava, seca e hidrata tus pies. Lávalos con atención, sécalos bien e hidrátalos una vez secos para evitar problemas en la piel. Extiende bien la crema asegurándote que se absorve bien.
  • Cuida las uñas de los pies. Lo conveniente es cortar las uñas rectas para evitar que se te puedan clavar en la piel ni tampoco cortarlas demasiado para evitar dolor.
  • Protégelos del calor y el frío. Usa un calzado que no apriete y evita que los pies se calienten. En épocas de frío usa calcetines de fibras naturales y calzado que permita transpirar los pies.
  • Consulta con el médico. Acudir al médico o al podólogo siempre que sea necesario. Sentir dolor en los pies no es normal así como sufrir otro tipo de afecciones.

Cuidado de pies en casa

En otoño e invierno es conveniente realizar, al menos, una pedicura casera una vez al mes. En caso de ser primavera, reduce este tratamiento en tiempo de 15 días cada uno debido a que las temperaturas comienzan a subir y, en verano, concentrarte en tus pies una vez a la semana ya que están al aire prácticamente 24 horas al día. En verano tienden a resecarse y pueden aparecer grietas en los talones que son muy antiestéticas y que pueden llegar a sangrar y producir dolor.

A la hora de salir de la ducha es conveniente secarse bien los pies haciendo hincapié en la separación de los dedos, puesto que si no lo haces, podrían aparecer durezas, callos e infecciones. En caso de tener alguna dureza, usa una lima para talones y durezas y remata con el uso de piedra pómez para evitar problemas futuros.

Si la dureza es muy grande, será necesario cortar la piel muerta y endurecida, usando cortadores específicos para esta acción y que podemos encontrar en cualquier tienda especializada, aunque hay que tener cuidado al utilizarlo puesto que podemos provocarnos una herida.

Productos para cuidado de pies

Una vez realizado el cuidado base de los pies, podemos usar productos como una crema de ácido salicílico, urea o manteca de karité que ayudan a estimular la regeneración de células y mejorar la cicatrización.

Si tienes grietas profundas, existen los parches con hidro-coloides que resultan efectivos puesto que ayudan a cicatrizar usando la humedad necesaria, aunque para ello es recomendable que la zona que rodea la grieta esté bien hidratada.

En caso de no tener los problemas anteriores, es recomendalbe hidratarlos en profundidad usando cualquier crema corporal y realizando un masaje sobre los pies hasta que se absorba totalmente. Si observas que es necesaria más hidratación, usa cremas específicas que podemos encontrar en el mercado.

¿Das la atención necesaria a tus pies? Tener los pies sanos y saludables mejoran tu vida activa, tu autonomía y previene de algunos problemas. Aquí te vamos a indicar formas de cuidarlos y productos que te pueden ayudar a ello. Tener un cuidado de pies nos hará ganar en salud.

Con frecuencia, no damos atención suficiente a los pies puesto que no somos conscientes de la importancia que tienen para la salud. Incluso prevenir caídas depende, en gran medida, de la salud de los pies. Sin embargo, con frecuencia lo dejamos a un lado hasta que nos comienzan a dar problemas.

Cuidado diario de los pies

Para conseguir el correcto cuidado diario de los pies es necesario tener en cuenta una serie de elementos como son:

  • Un calzado adecuado. Elegir unos zapatos adecuados para el día a día que sean cómodos, que no aprieten los pies y permitan mover los dedos.
  • Revisar los pies a diario. Aprovecha tu aseo diario para comprobar que no haya ningún tipo de problema con ellos como son ampollas o inflamación.
  • Lava, seca e hidrata tus pies. Lávalos con atención, sécalos bien e hidrátalos una vez secos para evitar problemas en la piel. Extiende bien la crema asegurándote que se absorve bien.
  • Cuida las uñas de los pies. Lo conveniente es cortar las uñas rectas para evitar que se te puedan clavar en la piel ni tampoco cortarlas demasiado para evitar dolor.
  • Protégelos del calor y el frío. Usa un calzado que no apriete y evita que los pies se calienten. En épocas de frío usa calcetines de fibras naturales y calzado que permita transpirar los pies.
  • Consulta con el médico. Acudir al médico o al podólogo siempre que sea necesario. Sentir dolor en los pies no es normal así como sufrir otro tipo de afecciones.

Cuidado de pies en casa

En otoño e invierno es conveniente realizar, al menos, una pedicura casera una vez al mes. En caso de ser primavera, reduce este tratamiento en tiempo de 15 días cada uno debido a que las temperaturas comienzan a subir y, en verano, concentrarte en tus pies una vez a la semana ya que están al aire prácticamente 24 horas al día. En verano tienden a resecarse y pueden aparecer grietas en los talones que son muy antiestéticas y que pueden llegar a sangrar y producir dolor.

A la hora de salir de la ducha es conveniente secarse bien los pies haciendo hincapié en la separación de los dedos, puesto que si no lo haces, podrían aparecer durezas, callos e infecciones. En caso de tener alguna dureza, usa una lima para talones y durezas y remata con el uso de piedra pómez para evitar problemas futuros.

Si la dureza es muy grande, será necesario cortar la piel muerta y endurecida, usando cortadores específicos para esta acción y que podemos encontrar en cualquier tienda especializada, aunque hay que tener cuidado al utilizarlo puesto que podemos provocarnos una herida.

Productos para cuidado de pies

Una vez realizado el cuidado base de los pies, podemos usar productos como una crema de ácido salicílico, urea o manteca de karité que ayudan a estimular la regeneración de células y mejorar la cicatrización.

Si tienes grietas profundas, existen los parches con hidro-coloides que resultan efectivos puesto que ayudan a cicatrizar usando la humedad necesaria, aunque para ello es recomendable que la zona que rodea la grieta esté bien hidratada.

En caso de no tener los problemas anteriores, es recomendalbe hidratarlos en profundidad usando cualquier crema corporal y realizando un masaje sobre los pies hasta que se absorba totalmente. Si observas que es necesaria más hidratación, usa cremas específicas que podemos encontrar en el mercado.

,