Unilae
Tu tienda online de primeras marcas con el mejor servicio al cliente
Mi Cuenta
ActisomBeproBeZen Mattress and HealthBuen SueñoClassic BlancCloenDagostino HomeDekitDescansínDevota & LombaDHomeDon DescansoDreaming KamahausForésHabitdesignHerdasaHomcomIkon SleepImperial RelaxInnovaGoodsJsHomeMarcKonfortMatrisMooniaMorfeoMuebles BonitosPikolin HomeRoyal Palace BeddingSimpurSomgSonnoMattressTanukTectakeVeggie MattressvidaXLVipaliaViscorevitalVitalitVS Venta-Stock
Camas y Colchones más vendidosCamas y Colchones precio más bajoCamas y Colchones novedadesCamas y Colchones oferta688 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Novedades
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
Página 1 de 18

Existen tantas variedades de colchones que es complicado escoger uno solo. Además, acudir a una tienda especializada, escoger y acertar a la primera es casi una aventura. A la hora de elegir el colchón, valora las camas y colchones que tienes en casa como referente a la hora de elegir.

No podemos olvidarnos de las camas que contribuirán a que tu descanso sea el mejor. El colchón no es nada sin la cama y viceversa, por lo que hablar de ambos es necesario. Si es la primera vez que adquieres una cama completa, recuerda que la longitud del colchón ha de ser mínimo 10 cm superior a tu altura para no dormir con molestias.

Comprar el colchón

Cuando compramos un colchón tenemos que tener en cuenta:

  • No ha de ser muy duro ni blando.
  • Cuente con firmeza suficiente para sostener nuestro cuerpo y no ser incómodo.
  • Homogéneo, sin hundimientos ni huecos.
  • Adaptable al cuerpo y respetar la curvatura natural de la columna.

Comprar camas

No podemos hablar de colchones sin nombrar los tipos de camas más usuales que podemos adquirir. En función de su tamaño, tendremos que acoplar el colchón.

  • Litera. Está compuesta por 2 o más camas, una encima de otras, siendo las superiores accesibles mediante escaleras verticales.
  • Cama nido. Está formada por 2 muebles: una cama individual estándar y otra de patas plegables que se guarda debajo para ahorrar espacio.
  • Cama individual. Adaptada para una persona y con longitud máxima de 105 cm. La medida estándar es 90 cm.
  • Cama matrimonio. Está diseñada para 2 personas con medidas desde 135 cm hasta 200 cm. La medida estándar es 150 x 190 cm.

Material del colchón

Si ya sabes las medidas de la cama, solo te queda valorar qué tipo de material quieres que componga tu colchón. Cada uno contiene sus propias características, así que podrás escoger el que mejor combine contigo.

Látex

Es capaz de adaptarse a la forma corporal, reduciendo la presión sobre puntos del cuerpo como los hombros, las caderas o la cabeza. La altura estándar de este tipo de colchón es de 4 cm de grosor.

Se destacan por ser elásticos y crear movimientos con naturalidad haciendo que la columna tenga una posición correcta. Este material requiere cuidados para evitar la humedad y no se pueden usar en la mayoría de bases tapizadas.

Viscoelástica

El colchón viscoelástico es adaptable como el colchón de látex. Es ideal para las personas que duermen de lado o sufren problemas musculares. Contiene un efecto memoria (memory foam) que se adapta y reconoce las posiciones del cuerpo para que el descanso sea perfecto. Podemos encontrarlo con diferentes densidades.

Muelles

Uno de los más tradicionales y los mejores para las personas que tienden a sudar mientras duermen o que buscan un descanso tradicional. Como ocurre con otros materiales, podemos encontrarlos con diferentes composiciones, grosor de muelle y graduación de firmeza.

Otras cosas tener en cuenta a la hora de elegir el colchón

Aquí hablamos del soporte, el confort y los laterales, elementos esenciales para que tu colchón sea de calidad y el ideal para tu cuerpo y tu descanso.

Soporte

Elegir un colchón que mantenga tu espalda recta, que no se hunde ni eleva la cadera. Lo ideal es que la espalda se mantenga recta sea cual sea la postura en la que duermas.

Confort

Lo máximo del confort es que estés cómodo, independientemente de la postura que tomes en la cama. Una idea es probar el colchón antes (aunque es complicado esto) y valorar la dureza y firmeza.

Laterales

Los laterales han de tener una firmeza igual que el centro del colchón. Si no es así o son más suaves, se creará un efecto marco y parecerá que te has hundido en el colchón.

Existen tantas variedades de colchones que es complicado escoger uno solo. Además, acudir a una tienda especializada, escoger y acertar a la primera es casi una aventura. A la hora de elegir el colchón, valora las camas y colchones que tienes en casa como referente a la hora de elegir.

No podemos olvidarnos de las camas que contribuirán a que tu descanso sea el mejor. El colchón no es nada sin la cama y viceversa, por lo que hablar de ambos es necesario. Si es la primera vez que adquieres una cama completa, recuerda que la longitud del colchón ha de ser mínimo 10 cm superior a tu altura para no dormir con molestias.

Comprar el colchón

Cuando compramos un colchón tenemos que tener en cuenta:

  • No ha de ser muy duro ni blando.
  • Cuente con firmeza suficiente para sostener nuestro cuerpo y no ser incómodo.
  • Homogéneo, sin hundimientos ni huecos.
  • Adaptable al cuerpo y respetar la curvatura natural de la columna.

Comprar camas

No podemos hablar de colchones sin nombrar los tipos de camas más usuales que podemos adquirir. En función de su tamaño, tendremos que acoplar el colchón.

  • Litera. Está compuesta por 2 o más camas, una encima de otras, siendo las superiores accesibles mediante escaleras verticales.
  • Cama nido. Está formada por 2 muebles: una cama individual estándar y otra de patas plegables que se guarda debajo para ahorrar espacio.
  • Cama individual. Adaptada para una persona y con longitud máxima de 105 cm. La medida estándar es 90 cm.
  • Cama matrimonio. Está diseñada para 2 personas con medidas desde 135 cm hasta 200 cm. La medida estándar es 150 x 190 cm.

Material del colchón

Si ya sabes las medidas de la cama, solo te queda valorar qué tipo de material quieres que componga tu colchón. Cada uno contiene sus propias características, así que podrás escoger el que mejor combine contigo.

Látex

Es capaz de adaptarse a la forma corporal, reduciendo la presión sobre puntos del cuerpo como los hombros, las caderas o la cabeza. La altura estándar de este tipo de colchón es de 4 cm de grosor.

Se destacan por ser elásticos y crear movimientos con naturalidad haciendo que la columna tenga una posición correcta. Este material requiere cuidados para evitar la humedad y no se pueden usar en la mayoría de bases tapizadas.

Viscoelástica

El colchón viscoelástico es adaptable como el colchón de látex. Es ideal para las personas que duermen de lado o sufren problemas musculares. Contiene un efecto memoria (memory foam) que se adapta y reconoce las posiciones del cuerpo para que el descanso sea perfecto. Podemos encontrarlo con diferentes densidades.

Muelles

Uno de los más tradicionales y los mejores para las personas que tienden a sudar mientras duermen o que buscan un descanso tradicional. Como ocurre con otros materiales, podemos encontrarlos con diferentes composiciones, grosor de muelle y graduación de firmeza.

Otras cosas tener en cuenta a la hora de elegir el colchón

Aquí hablamos del soporte, el confort y los laterales, elementos esenciales para que tu colchón sea de calidad y el ideal para tu cuerpo y tu descanso.

Soporte

Elegir un colchón que mantenga tu espalda recta, que no se hunde ni eleva la cadera. Lo ideal es que la espalda se mantenga recta sea cual sea la postura en la que duermas.

Confort

Lo máximo del confort es que estés cómodo, independientemente de la postura que tomes en la cama. Una idea es probar el colchón antes (aunque es complicado esto) y valorar la dureza y firmeza.

Laterales

Los laterales han de tener una firmeza igual que el centro del colchón. Si no es así o son más suaves, se creará un efecto marco y parecerá que te has hundido en el colchón.