Unilae
Tu tienda online de primeras marcas con el mejor servicio al cliente

Mi Cuenta

OtroTablero de partículas
Armarios Salón y Comedor más vendidosArmarios Salón y Comedor precio más bajoArmarios Salón y Comedor novedadesArmarios Salón y Comedor oferta12 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
  • Novedades
Página 1 de 1

Si hay elementos que podamos considerar fundamentales en cualquier hogar esos son, sin lugar a dudas, los armarios y cajoneras. El enclave de almacenamiento por excelencia, ese espacio donde guardarás tanto tu ropa como todo aquello que no quieras que se vea a simple vista en tu casa.

Tanto los armarios grandes como aquellos más pequeños, pasando por las cajoneras y por esos armarios multiusos tan útiles en cualquier estancia, es imposible prescindir de estas piezas de organización.

Los armarios: almacenaje necesario

A la hora de almacenar nuestra ropa, lo habitual es contar con armarios. Gracias a las diferentes ofertas que hay en el mercado actualmente, podrás elegir cuál encaja mejor con tus necesidades. Por ejemplo, hay quien prefiere tener un armario empotrado directamente en la pared, para así dar una mayor sensación de amplitud al dormitorio.

A día de hoy, el interior de los armarios es totalmente personalizable, permitiéndonos así que se adapte a las prendas que nosotros queramos almacenar. Se pueden diseñar armarios con muchos cajones, así como otros más pequeños que cuenten solo con un espacio para las perchas y usarlos para guardar chaquetas, camisas u otras prendas que vayan colgadas.

Cajoneras, las grandes aliadas

Las cajoneras son el complemento (o el sustituto) ideal para los armarios. Mediante diversos métodos de organización, como el tan famoso creado por Marie Kondo, esta forma de almacenar se ha convertido en un indispensable en nuestra casa. Porque se puede doblar la ropa de tal manera que todo quepa en apenas unos cajones, incluso esos jerséis más gruesos de invierno.

La ventaja de las cajoneras con respecto a los armarios es que suelen quedarse hasta la mitad de la pared en lugar de cubrirla por completo, con lo cual permiten jugar con estantes o baldas por encima. Además, dan mayor sensación de amplitud a la estancia. También se pueden conjugar ambos elementos, para ganar en almacenaje.

Armarios pequeños para tu dormitorio

En ocasiones, los pisos son pequeños y se dispone de poco espacio de almacenaje, o simplemente no es necesario un armario grande. No hay problema, puesto que hay armarios pequeños para todos estos casos. Versátiles, cómodos y fáciles de encajar en cualquier espacio reducido, estos armarios son la solución para aquellos que no requieran mucho almacenaje o no dispongan de espacio suficiente.

Los armarios de baños y su utilidad

No solo en el dormitorio necesitamos armarios, y eso lo demuestran los armarios de baños. Los útiles de aseo no siempre son estéticos: geles de baño, cremas, esponjas, colonias... Todo esto puede resultar pesado a la vista si no se ordena de forma adecuada. Es por eso que un pequeño armario en el cuarto de baño puede aliviarnos de esta presión visual.

Independientemente del tamaño del baño, siempre se puede hallar un armario que se adapte a la estancia. La clave es saber dónde buscar y, sobre todo, qué buscar.

Armarios multiusos: aptos para cualquier estancia

Como hemos señalado, los armarios a veces pueden escapar de nuestros dormitorios e ir más allá de esta estancia. Por ejemplo, podemos necesitar un armario en nuestro recibidor para guardar chaquetas, bolsos o zapatos. Para estas ocasiones, los armarios multiusos nos aportan ese espacio extra que necesitamos, con la estética adecuada para cualquier habitación de la casa.

Imaginar nuestro hogar sin armarios es prácticamente imposible, puesto que suponen una fuente fundamental de desahogo al permitirnos almacenar tanto nuestra ropa como cualquier objeto que lo requiera. Además, son fácilmente personalizables tanto a nivel exterior como interior, permitiéndonos así hacerlos mucho más útiles y cómodos. Y no solo en nuestro dormitorio, sino en cualquier estancia en la que los requiramos.

Si hay elementos que podamos considerar fundamentales en cualquier hogar esos son, sin lugar a dudas, los armarios y cajoneras. El enclave de almacenamiento por excelencia, ese espacio donde guardarás tanto tu ropa como todo aquello que no quieras que se vea a simple vista en tu casa.

Tanto los armarios grandes como aquellos más pequeños, pasando por las cajoneras y por esos armarios multiusos tan útiles en cualquier estancia, es imposible prescindir de estas piezas de organización.

Los armarios: almacenaje necesario

A la hora de almacenar nuestra ropa, lo habitual es contar con armarios. Gracias a las diferentes ofertas que hay en el mercado actualmente, podrás elegir cuál encaja mejor con tus necesidades. Por ejemplo, hay quien prefiere tener un armario empotrado directamente en la pared, para así dar una mayor sensación de amplitud al dormitorio.

A día de hoy, el interior de los armarios es totalmente personalizable, permitiéndonos así que se adapte a las prendas que nosotros queramos almacenar. Se pueden diseñar armarios con muchos cajones, así como otros más pequeños que cuenten solo con un espacio para las perchas y usarlos para guardar chaquetas, camisas u otras prendas que vayan colgadas.

Cajoneras, las grandes aliadas

Las cajoneras son el complemento (o el sustituto) ideal para los armarios. Mediante diversos métodos de organización, como el tan famoso creado por Marie Kondo, esta forma de almacenar se ha convertido en un indispensable en nuestra casa. Porque se puede doblar la ropa de tal manera que todo quepa en apenas unos cajones, incluso esos jerséis más gruesos de invierno.

La ventaja de las cajoneras con respecto a los armarios es que suelen quedarse hasta la mitad de la pared en lugar de cubrirla por completo, con lo cual permiten jugar con estantes o baldas por encima. Además, dan mayor sensación de amplitud a la estancia. También se pueden conjugar ambos elementos, para ganar en almacenaje.

Armarios pequeños para tu dormitorio

En ocasiones, los pisos son pequeños y se dispone de poco espacio de almacenaje, o simplemente no es necesario un armario grande. No hay problema, puesto que hay armarios pequeños para todos estos casos. Versátiles, cómodos y fáciles de encajar en cualquier espacio reducido, estos armarios son la solución para aquellos que no requieran mucho almacenaje o no dispongan de espacio suficiente.

Los armarios de baños y su utilidad

No solo en el dormitorio necesitamos armarios, y eso lo demuestran los armarios de baños. Los útiles de aseo no siempre son estéticos: geles de baño, cremas, esponjas, colonias... Todo esto puede resultar pesado a la vista si no se ordena de forma adecuada. Es por eso que un pequeño armario en el cuarto de baño puede aliviarnos de esta presión visual.

Independientemente del tamaño del baño, siempre se puede hallar un armario que se adapte a la estancia. La clave es saber dónde buscar y, sobre todo, qué buscar.

Armarios multiusos: aptos para cualquier estancia

Como hemos señalado, los armarios a veces pueden escapar de nuestros dormitorios e ir más allá de esta estancia. Por ejemplo, podemos necesitar un armario en nuestro recibidor para guardar chaquetas, bolsos o zapatos. Para estas ocasiones, los armarios multiusos nos aportan ese espacio extra que necesitamos, con la estética adecuada para cualquier habitación de la casa.

Imaginar nuestro hogar sin armarios es prácticamente imposible, puesto que suponen una fuente fundamental de desahogo al permitirnos almacenar tanto nuestra ropa como cualquier objeto que lo requiera. Además, son fácilmente personalizables tanto a nivel exterior como interior, permitiéndonos así hacerlos mucho más útiles y cómodos. Y no solo en nuestro dormitorio, sino en cualquier estancia en la que los requiramos.