Unilae
Tu tienda online de primeras marcas con el mejor servicio al cliente
Mi Cuenta
AdlerAvantBeurerCamryDagaECO-DEHaegerImetecJoccaMedisanaMeskoOEMOrbegozoPekathermPurlineSilvanoSolacTM ElectronTrébol Advance
Almohadillas y Mantas Eléctricas más vendidosAlmohadillas y Mantas Eléctricas precio más bajoAlmohadillas y Mantas Eléctricas novedadesAlmohadillas y Mantas Eléctricas oferta109 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Novedades
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados

Almohadillas y Mantas Eléctricas

Muchos tratamientos para tus huesos y espaldas pasan por la aplicación de calor seco. Las almohadillas y mantas eléctricas atienden una necesidad del mercado con fines relajantes y terapéuticos. Incluso, algunos artículos sirven para calentar tu cama o tus pies para atemperar los cambios bruscos de las bajas temperaturas del frío invierno.

Muchos tratamientos para tus huesos y espaldas pasan por la aplicación de calor seco. Las almohadillas y mantas eléctricas atienden una necesidad del mercado con fines relajantes y terapéuticos. Incluso, algunos artículos sirven para calentar tu cama o tus pies para atemperar los cambios bruscos de las bajas temperaturas del frío invierno.

Página 1 de 3

Almohadillas y mantas eléctricas: ideales para contracturas y dolores

Las almohadillas y mantas eléctricas se han revelado como productos de salud eficaces contra los dolores de espalda y las contracturas en el cuello. Algunos modelos incluyen reguladores de potencia, por lo que podrás elegir la que necesite tu lesión. La mayoría incluyen tres niveles de calor.

Como ocurre con la mayor parte de artículos, un uso precavido es el que mejor garantiza su adaptación al tratamiento terapéutico. Normalmente, para la aplicación localizada de calor usamos las mantas eléctricas. El calor debe aplicarse sobre la piel seca en el lugar de la dolencia, en sesiones de 10 a 30 minutos cada dos horas. Una vez que retires la almohadilla eléctrica, realiza unos leves estiramientos, completando así el tratamiento. Recuerda no aplicar el calor sobre cremas o spray ya que puede provocar quemaduras.

Consumo eléctrico de la manta

Las mantas eléctricas suelen tener entre 100 y 150 vatios de potencia. Si haces un uso razonable de la manta, verás que el consumo no es muy elevado. Si utilizas una manta eléctrica de 150 vatios de potencia un total de 6 horas todas las noches durante 4 meses al año, tendrás un consumo de 108 kilovatios por hora al año.

Las mantas eléctricas deberán usarse en seco y no debemos excedernos mucho en su uso. Es decir, no más de 20 minutos o 30 minutos servirán para aliviar los síntomas de contracturas musculares o dolores en la espalda. Este mismo es el tiempo recomendado si la usas para calentar la cama antes de meterte en ella durante el invierno. No obstante, muchos modelos incorporan un termostato que apaga la corriente eléctrica cuando ha pasado un determinado intervalo de tiempo desde que la encendiste.

Tejido de doble cara

Estas prendas diseñadas para el bienestar y la salud están fabricadas con un tejido de doble cara (franela, poliéster, etc.). Su contacto es suave, ya que van a pegarse a la piel. En el interior del tejido, hay una resistencia eléctrica recubierta de material aislante.

Su efecto sobre los dolores de espalda, de las lumbares o motivados por una contractura muscular se consigue con el calor localizado sobre el área dolorida en la que los músculos se relajan, consiguiendo así que el dolor disminuya y experimentando una sensación de mejoría, descanso y relajación en breves minutos.

Almohadillas especiales para lumbares, cuello y pies

Determinadas zonas del cuerpo requieren una adaptación muy especial para que la aplicación del calor seco llegue a conseguir el efecto pretendido en la zona inflamada o consiga esa relajación necesaria. Unilae pone a tu disposición almohadillas especiales para el tratamiento de lumbares y cuello o para el calentamiento y relajación de tus pies. Con ellas conseguirás tratar esa dolencia o relajar tus pies sometidos a un importante esfuerzo durante la jornada.

Temperaturas regulables para cada parte del cuerpo

Los modelos más sofisticados de mantas eléctricas cuentan ya con zonas de temperatura ajustables por separado tanto para pies como para cuerpo e incluso tienen dos reguladores para controlar las dos partes de la cama. Por supuesto, cuentan con temporizadores y con protecciones para evitar el sobrecalentamiento.

Almohadillas y mantas eléctricas: ideales para contracturas y dolores

Las almohadillas y mantas eléctricas se han revelado como productos de salud eficaces contra los dolores de espalda y las contracturas en el cuello. Algunos modelos incluyen reguladores de potencia, por lo que podrás elegir la que necesite tu lesión. La mayoría incluyen tres niveles de calor.

Como ocurre con la mayor parte de artículos, un uso precavido es el que mejor garantiza su adaptación al tratamiento terapéutico. Normalmente, para la aplicación localizada de calor usamos las mantas eléctricas. El calor debe aplicarse sobre la piel seca en el lugar de la dolencia, en sesiones de 10 a 30 minutos cada dos horas. Una vez que retires la almohadilla eléctrica, realiza unos leves estiramientos, completando así el tratamiento. Recuerda no aplicar el calor sobre cremas o spray ya que puede provocar quemaduras.

Consumo eléctrico de la manta

Las mantas eléctricas suelen tener entre 100 y 150 vatios de potencia. Si haces un uso razonable de la manta, verás que el consumo no es muy elevado. Si utilizas una manta eléctrica de 150 vatios de potencia un total de 6 horas todas las noches durante 4 meses al año, tendrás un consumo de 108 kilovatios por hora al año.

Las mantas eléctricas deberán usarse en seco y no debemos excedernos mucho en su uso. Es decir, no más de 20 minutos o 30 minutos servirán para aliviar los síntomas de contracturas musculares o dolores en la espalda. Este mismo es el tiempo recomendado si la usas para calentar la cama antes de meterte en ella durante el invierno. No obstante, muchos modelos incorporan un termostato que apaga la corriente eléctrica cuando ha pasado un determinado intervalo de tiempo desde que la encendiste.

Tejido de doble cara

Estas prendas diseñadas para el bienestar y la salud están fabricadas con un tejido de doble cara (franela, poliéster, etc.). Su contacto es suave, ya que van a pegarse a la piel. En el interior del tejido, hay una resistencia eléctrica recubierta de material aislante.

Su efecto sobre los dolores de espalda, de las lumbares o motivados por una contractura muscular se consigue con el calor localizado sobre el área dolorida en la que los músculos se relajan, consiguiendo así que el dolor disminuya y experimentando una sensación de mejoría, descanso y relajación en breves minutos.

Almohadillas especiales para lumbares, cuello y pies

Determinadas zonas del cuerpo requieren una adaptación muy especial para que la aplicación del calor seco llegue a conseguir el efecto pretendido en la zona inflamada o consiga esa relajación necesaria. Unilae pone a tu disposición almohadillas especiales para el tratamiento de lumbares y cuello o para el calentamiento y relajación de tus pies. Con ellas conseguirás tratar esa dolencia o relajar tus pies sometidos a un importante esfuerzo durante la jornada.

Temperaturas regulables para cada parte del cuerpo

Los modelos más sofisticados de mantas eléctricas cuentan ya con zonas de temperatura ajustables por separado tanto para pies como para cuerpo e incluso tienen dos reguladores para controlar las dos partes de la cama. Por supuesto, cuentan con temporizadores y con protecciones para evitar el sobrecalentamiento.