Unilae
Tu tienda online de primeras marcas con el mejor servicio al cliente

Mi Cuenta

BeproCloenDevota & LombaDon DescansoMooniaNuevoFibra y MicrofibraLátexViscoelásticas20x4032x13532x15032x9035x10535x13535x15035x7035x7535x8035x9038x10538x13538x15038x7038x7538x8038x9040x13540x15040x3748x37
Almohadas más vendidosAlmohadas precio más bajoAlmohadas novedadesAlmohadas oferta27 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
  • Novedades

Almohadas

Los expertos recomiendan cambiar las almohadas cada cierto tiempo para combatir la deformación de los materiales y por motivos de higiene. La tecnología ha avanzado muchísimo en los últimos años y es posible que, ante tal cantidad de tipos y estilos de almohadas, se complique la tarea de escoger la más adecuada: viscoelástica, almohadas de látex, de espuma o de fibra y microfibra. Todas están en Unilae .

Los expertos recomiendan cambiar las almohadas cada cierto tiempo para combatir la deformación de los materiales y por motivos de higiene. La tecnología ha avanzado muchísimo en los últimos años y es posible que, ante tal cantidad de tipos y estilos de almohadas, se complique la tarea de escoger la más adecuada: viscoelástica, almohadas de látex, de espuma o de fibra y microfibra. Todas están en Unilae .

Página 1 de 1

Tipos de almohadas

En Unilae te ofrecemos un amplísimo catálogo con almohadas para todos los gustos y necesidades. Pero, además, te contamos cuáles son las diferencias entre unas u otras, y qué tener en cuenta para escoger la almohada que mejor cubra tus necesidades. En definitiva, todo lo que necesitas saber para tomar la acción correcta.

Actualmente existen diferentes tipos de almohadas, cada una con sus ventajas e inconvenientes, y orientadas a diferentes necesidades. A continuación, las más comunes.

Viscoelásticas

Las almohadas viscoelásticas fabricadas con materiales flexibles, pueden adaptarse a la forma de tu cabeza de tal manera que mejora considerablemente la calidad del descanso, cualidad que las ha convertido en una de las almohadas más demandadas.

Con núcleo perforado de gel

Podría decirse que las almohadas de gel son la última generación en almohadas. Tienen todas las características de flexibilidad de las viscoelásticas, con la ventaja de que su núcleo de gel ayuda a regular su temperatura, una característica muy apreciada, sobre todo en verano o en climas cálidos.

Están especialmente recomendadas en caso de que exista lesión cervical o dolores de espalda.

De fibra

Este es el tipo de almohada tradicional. Rellenas de poliéster, las hay de todos los tamaños y formas. Son muy económicas y disponen de un alto nivel de transpirabilidad.

De látex

Altamente resistentes y con menor posibilidad de deformarse con el tiempo, las almohadas de látex se han convertido en unas de las más populares. Algunas de las ventajas que presentan son que pueden ser tanto duras como blandas, son muy duraderas e hipoalergénicas, y mantienen una temperatura neutra.

De plumas

Este es otro de los tipos de almohadas tradicionales más frecuentes. Suelen estar rellenas con plumas de pato y de ganso, con un punto ideal de suavidad y firmeza. Se caracterizan por ser moldeables, duraderas y capaces de brindar un buen descanso a un precio asequible.

Cervicales

Las almohadas para cervicales están diseñadas ergonómicamente para corregir la postura del cuello al dormir en diferentes posiciones. Su función es reducir el esfuerzo de tu cuerpo y aliviar la carga de la región cervical para un mejor descanso, y reducir la aparición de cefaleas.

Almohadas para embarazadas

Durante el embarazo, y cada vez más conforme se acerca la fecha del nacimiento, es posible que se encuentren muchos problemas para conseguir la postura adecuada que permita un buen descanso. Este tipo de almohadas están diseñadas para ayudar a conseguir esa postura, generalmente de lado.

Cómo escoger la almohada correcta

Todo dependerá de tu postura y presupuesto.

Si duermes boca abajo, deberás buscar una almohada plana y suave que permita la alineación de tu columna de modo que no se produzcan lesiones o malestares.

Por el contrario, si prefieres dormir de lado, es recomendable utilizar una almohada firme y alta, que mantenga tu cuello alineado con el resto del cuerpo.

Y, por último, si eres de esos que duerme boca arriba, lo que buscas es una almohada firme pero que no tenga mucha altura, ya que esto provocaría que tu cabeza esté demasiado hacia delante, comprometiendo las vías respiratorias y aumentando el riesgo de ronquido.

Tipos de almohadas

En Unilae te ofrecemos un amplísimo catálogo con almohadas para todos los gustos y necesidades. Pero, además, te contamos cuáles son las diferencias entre unas u otras, y qué tener en cuenta para escoger la almohada que mejor cubra tus necesidades. En definitiva, todo lo que necesitas saber para tomar la acción correcta.

Actualmente existen diferentes tipos de almohadas, cada una con sus ventajas e inconvenientes, y orientadas a diferentes necesidades. A continuación, las más comunes.

Viscoelásticas

Las almohadas viscoelásticas fabricadas con materiales flexibles, pueden adaptarse a la forma de tu cabeza de tal manera que mejora considerablemente la calidad del descanso, cualidad que las ha convertido en una de las almohadas más demandadas.

Con núcleo perforado de gel

Podría decirse que las almohadas de gel son la última generación en almohadas. Tienen todas las características de flexibilidad de las viscoelásticas, con la ventaja de que su núcleo de gel ayuda a regular su temperatura, una característica muy apreciada, sobre todo en verano o en climas cálidos.

Están especialmente recomendadas en caso de que exista lesión cervical o dolores de espalda.

De fibra

Este es el tipo de almohada tradicional. Rellenas de poliéster, las hay de todos los tamaños y formas. Son muy económicas y disponen de un alto nivel de transpirabilidad.

De látex

Altamente resistentes y con menor posibilidad de deformarse con el tiempo, las almohadas de látex se han convertido en unas de las más populares. Algunas de las ventajas que presentan son que pueden ser tanto duras como blandas, son muy duraderas e hipoalergénicas, y mantienen una temperatura neutra.

De plumas

Este es otro de los tipos de almohadas tradicionales más frecuentes. Suelen estar rellenas con plumas de pato y de ganso, con un punto ideal de suavidad y firmeza. Se caracterizan por ser moldeables, duraderas y capaces de brindar un buen descanso a un precio asequible.

Cervicales

Las almohadas para cervicales están diseñadas ergonómicamente para corregir la postura del cuello al dormir en diferentes posiciones. Su función es reducir el esfuerzo de tu cuerpo y aliviar la carga de la región cervical para un mejor descanso, y reducir la aparición de cefaleas.

Almohadas para embarazadas

Durante el embarazo, y cada vez más conforme se acerca la fecha del nacimiento, es posible que se encuentren muchos problemas para conseguir la postura adecuada que permita un buen descanso. Este tipo de almohadas están diseñadas para ayudar a conseguir esa postura, generalmente de lado.

Cómo escoger la almohada correcta

Todo dependerá de tu postura y presupuesto.

Si duermes boca abajo, deberás buscar una almohada plana y suave que permita la alineación de tu columna de modo que no se produzcan lesiones o malestares.

Por el contrario, si prefieres dormir de lado, es recomendable utilizar una almohada firme y alta, que mantenga tu cuello alineado con el resto del cuerpo.

Y, por último, si eres de esos que duerme boca arriba, lo que buscas es una almohada firme pero que no tenga mucha altura, ya que esto provocaría que tu cabeza esté demasiado hacia delante, comprometiendo las vías respiratorias y aumentando el riesgo de ronquido.