Una web de PcComponentes. Mismo servicio, muchos más productos.
Mi Cuenta
CofanKook TimeRIDDERSealskinvidaXLAzulAzul MarinoBeigeBlancoBurdeosFucsiaGrisGris OscuroMarrónNaranjaNegroRojoRosaTransparenteVerde
Alfombras Baño más vendidos78 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Novedades
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
Alfombras Baño más vendidos78 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Novedades
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
Página 1 de 2

Renovar tus alfombras de baño es algo que nunca viene mal. Una actuación que, dicho sea de paso, es más compleja de lo que en principio puede parecer. Por eso, queremos darte unas directrices para que puedas conocer más sobre este fascinante mundo y encuentres el modelo que mejor se adapte a tu vivienda.

¿Con qué tipo de materiales suelen hacerse las alfombras de baño?

En la práctica, los materiales para alfombrillas de baño suelen dividirse en dos grandes grupos: naturales y sintéticos. Repasemos a continuación las principales características de cada uno de ellos.

  • Las sintéticas suelen ser más frecuentes. Ello puede deberse a que suponen un tipo de tejido más fácil de lavar, con el ahorro de tiempo y energía que ello conlleva. Si bien es cierto que estos materiales, en líneas generales, son muy absorbentes, siempre pueden encontrarse modelos que desempeñan mejor esta delicada función. Dentro de los tejidos sintéticos para alfombrilla de baño, quizás el más exitoso es el poliéster.
  • Las naturales, por otro lado, suelen ser más absorbentes y tienden a dar mejores resultados en la prevención de caídas. Si lo que se busca es una alfombra de baño antideslizante, un modelo confeccionado con fibras naturales puede ser una interesante opción a considerar. Y si en las sintéticas el material estrella suele ser el poliéster, en las naturales lo es el algodón. ¿Las razones? Prácticamente innumerables, incluyendo entre ellas su suavidad al tacto y su resistencia a la humedad. Su mantenimiento suele ser fácil y admite muchas combinaciones estéticas.

Trucos para el mantenimiento de tus alfombras de baño

Si quieres rentabilizar al máximo tus alfombras de baño originales, son muchas las acciones que te pueden ayudar a lograrlo. Por ejemplo, puedes colocarlas en una zona del baño que sea de escaso tránsito, como es a los pies de los sanitarios. No obstante, lo más habitual es colocarlas a la entrada de la ducha, ya que es la zona donde más se van a humedecer los pies y en la que las alfombras mejor van a poder cumplir su función.

Siempre es recomendable recordar que no se debe pisar la alfombra con zapatos, ya que las alfombras se adaptan mal a este tipo de calzado, siendo lo más recomendable ligeras alpargatas o el pie desnudo. También debe procurarse colgar la alfombra a diario para que se seque, una vez ha sido utilizada, para que de esta forma se airee y no acumule mucha humedad.

La versatilidad de las alfombras de baño

Como hemos visto, las alfombrillas de baño destacan por su enorme grado de adaptabilidad. Infinidad de colores, texturas, tamaños... todo un sinfín de posibilidades que facilitarán sin duda que puedas adquirir la que tu vivienda necesita.

Solo has de prestar atención a los detalles técnicos, como al tipo de materiales que se han utilizado en la confección de la alfombra. Siempre teniendo presente que han de ser productos con alta capacidad de resistencia a condiciones de humedad, pues en los baños la evaporación es prácticamente constante. Una alfombra de baño, asimismo, debe adherirse bien al suelo, para de esta manera evitar resbalones al pisarla.

El resto es cuestión de gustos y preferencias. No existen reglas al respecto. Por ejemplo, los clientes con baños pequeños tienden a comprar alfombrillas redondas con adornos de flecos, mientras que los de los baños más grandes pueden combinar bien con tapetes rectangulares o cuadrados.

Esperamos que esta información te haya resultado de utilidad. De ser así, en tiendas como unilae podrás ver una amplia gama de productos, a lo que se une un equipo de expertos que intentará ayudarte en tus compras.

Renovar tus alfombras de baño es algo que nunca viene mal. Una actuación que, dicho sea de paso, es más compleja de lo que en principio puede parecer. Por eso, queremos darte unas directrices para que puedas conocer más sobre este fascinante mundo y encuentres el modelo que mejor se adapte a tu vivienda.

¿Con qué tipo de materiales suelen hacerse las alfombras de baño?

En la práctica, los materiales para alfombrillas de baño suelen dividirse en dos grandes grupos: naturales y sintéticos. Repasemos a continuación las principales características de cada uno de ellos.

  • Las sintéticas suelen ser más frecuentes. Ello puede deberse a que suponen un tipo de tejido más fácil de lavar, con el ahorro de tiempo y energía que ello conlleva. Si bien es cierto que estos materiales, en líneas generales, son muy absorbentes, siempre pueden encontrarse modelos que desempeñan mejor esta delicada función. Dentro de los tejidos sintéticos para alfombrilla de baño, quizás el más exitoso es el poliéster.
  • Las naturales, por otro lado, suelen ser más absorbentes y tienden a dar mejores resultados en la prevención de caídas. Si lo que se busca es una alfombra de baño antideslizante, un modelo confeccionado con fibras naturales puede ser una interesante opción a considerar. Y si en las sintéticas el material estrella suele ser el poliéster, en las naturales lo es el algodón. ¿Las razones? Prácticamente innumerables, incluyendo entre ellas su suavidad al tacto y su resistencia a la humedad. Su mantenimiento suele ser fácil y admite muchas combinaciones estéticas.

Trucos para el mantenimiento de tus alfombras de baño

Si quieres rentabilizar al máximo tus alfombras de baño originales, son muchas las acciones que te pueden ayudar a lograrlo. Por ejemplo, puedes colocarlas en una zona del baño que sea de escaso tránsito, como es a los pies de los sanitarios. No obstante, lo más habitual es colocarlas a la entrada de la ducha, ya que es la zona donde más se van a humedecer los pies y en la que las alfombras mejor van a poder cumplir su función.

Siempre es recomendable recordar que no se debe pisar la alfombra con zapatos, ya que las alfombras se adaptan mal a este tipo de calzado, siendo lo más recomendable ligeras alpargatas o el pie desnudo. También debe procurarse colgar la alfombra a diario para que se seque, una vez ha sido utilizada, para que de esta forma se airee y no acumule mucha humedad.

La versatilidad de las alfombras de baño

Como hemos visto, las alfombrillas de baño destacan por su enorme grado de adaptabilidad. Infinidad de colores, texturas, tamaños... todo un sinfín de posibilidades que facilitarán sin duda que puedas adquirir la que tu vivienda necesita.

Solo has de prestar atención a los detalles técnicos, como al tipo de materiales que se han utilizado en la confección de la alfombra. Siempre teniendo presente que han de ser productos con alta capacidad de resistencia a condiciones de humedad, pues en los baños la evaporación es prácticamente constante. Una alfombra de baño, asimismo, debe adherirse bien al suelo, para de esta manera evitar resbalones al pisarla.

El resto es cuestión de gustos y preferencias. No existen reglas al respecto. Por ejemplo, los clientes con baños pequeños tienden a comprar alfombrillas redondas con adornos de flecos, mientras que los de los baños más grandes pueden combinar bien con tapetes rectangulares o cuadrados.

Esperamos que esta información te haya resultado de utilidad. De ser así, en tiendas como unilae podrás ver una amplia gama de productos, a lo que se une un equipo de expertos que intentará ayudarte en tus compras.

,