Unilae
Tu tienda online de primeras marcas con el mejor servicio al cliente
Mi Cuenta
AtmospheraEdenjardinHappyfridayHappynoisLe Petit PrinceMoshi MoshiMr FoxStoresdecoSuryavidaXLZerimarNuevoExteriorInteriorInterior y ExteriorCuadradaPasilloRectangularRedonda100x120100x160107x160 110x120113x160116x160118x125118x154120cm120x116120x120120x124120x125120x126120x140120x157120x160120x170120x180130x130130x145130x170130x180130x208140x200150cm150x240152x213153x92153x96157x213160x100160x102160x120160x125160x160160x200160x213160x215160x216160x220160x230160x231160x240160x71160x90160x91180cm180x270200x274200x290201x290220x27445x7550x11050x14050x20060x10060x20060x9080x15080x22088x13790cm90x150
Alfombras más vendidosAlfombras precio más bajoAlfombras novedadesAlfombras oferta166 artículos
  • Relevancia
  • Precio más bajo
  • Precio más alto
  • Novedades
  • Más vendidos
  • Oferta
  • Mejor valorados
Página 1 de 5

Decorar nuestra vivienda para conseguir que acabe siendo un auténtico hogar es un proceso largo pero reconfortante, puesto que irás viendo cómo todo va cambiando y encajando con aquello que deseabas obtener. Uno de los métodos para conseguir darle a tu casa una personalidad completamente diferentes es usar alfombras y pasilleros, así como kilims.

Mediante el uso de alfombras puedes llegar a lograr que una habitación parezca otra. Un punto positivo es que podrás ir cambiando las alfombras conforme te apetezca, e incluso teniendo varias para la misma estancia que podrás intercambiar. Porque las alfombras son fáciles de retirar y almacenar, permitiéndote esta versatilidad que tan cómoda suele resultar.

Alfombras y pasilleros para cambiar por completo tus estancias

Dentro del interiorismo y la decoración, son muchos los expertos que aseveran que los pasilleros pueden hacer de estos habitáculos un entorno mucho más acogedor. A fin de cuentas, los pasillos suelen ser partes de nuestra casa que no aprovechamos, puesto que son demasiado estrechos como para incorporar muebles o decoración. Con una alfombra de un color vivo podemos aportar mucha luz si consideramos que esta es necesaria, por ejemplo. La clave siempre es la colorimetría y saber jugar con los colores.

En el caso de las alfombras en general, podemos recurrir a ellas para alegrar un salón que haya sido decorado en tonos neutros. Con salones decorados en tonos negros y grises siempre podemos optar por incorporar una alfombra con estampado animal, dotándolo así de un estilo mucho más salvaje y rompedor, eliminando esos toques clásicos y sobrios.

Alfombras y kilims aptos para todos los estilos

En el mundo de las alfombras y kilims, estos últimos son, sin duda, una elección idónea en todos momento. Debido a sus estampados llamativos, son capaces de trocar por completo nuestro dormitorio o nuestra sala de estar, haciendo que todos los invitados acaben maravillándose con su diseño. Lo interesante en este sentido es introducirlos cuando las estancias tienen un carácter sobrio, puesto que conjugan muy bien al combinarse los estilos.

Podemos seleccionar siempre el material del que queremos que esté hecha nuestra alfombra. No es lo mismo decorar un salón de una vivienda en la que no hay niños que elegir una alfombra para un cuarto de juegos. En este segundo caso, necesitaremos que sea mucho más resistente, y que resista tanto líquidos como otras posibles manchas.

También hay alfombras preparadas para exteriores, como terrazas y jardines, muy resistentes a los cambios climáticos y a las posibles incidencias meteorológicas, como la lluvia o el sol.

Cambia tu cocina y tus baños con alfombras vinílicas

Las grandes desconocidas todavía son las alfombras de vinilo, que nos permiten incluso decorar estancias en las que hasta ahora considerábamos que no debíamos incluir alfombras, como los baños o la cocina. Debido a que son alfombras vinílicas, están preparadas para cualquier tipo de líquido, con lo cual son aptas para estos usos.

Lo más interesante de las alfombras vinílicas es que están disponibles en miles de diseños diferentes, e incluso las encontramos que simulan losetas. Gracias a esto, si nos mudamos a una casa en la que queramos cambiar los suelos de baños y cocinas, podremos hacerlo sin necesidad de obra. Se adhieren muy bien al suelo, evitando que entre la suciedad por debajo y garantizando la salubridad de la zona.

Como hemos señalado, las alfombras son fácilmente intercambiables y nos permiten una mayor personalización de nuestro hogar. Conjugar estilos y colores nunca había sido tan fácil como hasta ahora, así como tan divertido. Recuerda que el límite de la decoración es tu imaginación, y que arriesgar siempre puede ser una buena idea.

Decorar nuestra vivienda para conseguir que acabe siendo un auténtico hogar es un proceso largo pero reconfortante, puesto que irás viendo cómo todo va cambiando y encajando con aquello que deseabas obtener. Uno de los métodos para conseguir darle a tu casa una personalidad completamente diferentes es usar alfombras y pasilleros, así como kilims.

Mediante el uso de alfombras puedes llegar a lograr que una habitación parezca otra. Un punto positivo es que podrás ir cambiando las alfombras conforme te apetezca, e incluso teniendo varias para la misma estancia que podrás intercambiar. Porque las alfombras son fáciles de retirar y almacenar, permitiéndote esta versatilidad que tan cómoda suele resultar.

Alfombras y pasilleros para cambiar por completo tus estancias

Dentro del interiorismo y la decoración, son muchos los expertos que aseveran que los pasilleros pueden hacer de estos habitáculos un entorno mucho más acogedor. A fin de cuentas, los pasillos suelen ser partes de nuestra casa que no aprovechamos, puesto que son demasiado estrechos como para incorporar muebles o decoración. Con una alfombra de un color vivo podemos aportar mucha luz si consideramos que esta es necesaria, por ejemplo. La clave siempre es la colorimetría y saber jugar con los colores.

En el caso de las alfombras en general, podemos recurrir a ellas para alegrar un salón que haya sido decorado en tonos neutros. Con salones decorados en tonos negros y grises siempre podemos optar por incorporar una alfombra con estampado animal, dotándolo así de un estilo mucho más salvaje y rompedor, eliminando esos toques clásicos y sobrios.

Alfombras y kilims aptos para todos los estilos

En el mundo de las alfombras y kilims, estos últimos son, sin duda, una elección idónea en todos momento. Debido a sus estampados llamativos, son capaces de trocar por completo nuestro dormitorio o nuestra sala de estar, haciendo que todos los invitados acaben maravillándose con su diseño. Lo interesante en este sentido es introducirlos cuando las estancias tienen un carácter sobrio, puesto que conjugan muy bien al combinarse los estilos.

Podemos seleccionar siempre el material del que queremos que esté hecha nuestra alfombra. No es lo mismo decorar un salón de una vivienda en la que no hay niños que elegir una alfombra para un cuarto de juegos. En este segundo caso, necesitaremos que sea mucho más resistente, y que resista tanto líquidos como otras posibles manchas.

También hay alfombras preparadas para exteriores, como terrazas y jardines, muy resistentes a los cambios climáticos y a las posibles incidencias meteorológicas, como la lluvia o el sol.

Cambia tu cocina y tus baños con alfombras vinílicas

Las grandes desconocidas todavía son las alfombras de vinilo, que nos permiten incluso decorar estancias en las que hasta ahora considerábamos que no debíamos incluir alfombras, como los baños o la cocina. Debido a que son alfombras vinílicas, están preparadas para cualquier tipo de líquido, con lo cual son aptas para estos usos.

Lo más interesante de las alfombras vinílicas es que están disponibles en miles de diseños diferentes, e incluso las encontramos que simulan losetas. Gracias a esto, si nos mudamos a una casa en la que queramos cambiar los suelos de baños y cocinas, podremos hacerlo sin necesidad de obra. Se adhieren muy bien al suelo, evitando que entre la suciedad por debajo y garantizando la salubridad de la zona.

Como hemos señalado, las alfombras son fácilmente intercambiables y nos permiten una mayor personalización de nuestro hogar. Conjugar estilos y colores nunca había sido tan fácil como hasta ahora, así como tan divertido. Recuerda que el límite de la decoración es tu imaginación, y que arriesgar siempre puede ser una buena idea.